Al menos 86 muertos en ataques de pastores armados en Nigeria


Localización de Jos, capital del estado de Plateau, en Nigeria.
GOOGLE MAPS


Al menos 86 personas han muerto en Nigeria en ataques supuestamente cometidos por pastores armados de la etnia Fulani (de mayoría musulmana) en pueblos del estado central de Plateau, informó este domingo la Policía.

La violencia estalló a última hora de este sábado en la zona de Barkin Ladi y provocó este domingo ataques de represalia en Jos, capital de Plateau, estado donde suele haber conflictos de tinte étnico-religioso entre pastores y granjeros.

“86 personas murieron, 6 resultaron heridas, 50 casas fueron incendiadas, 15 motocicletas y 2 vehículos a motos fueron quemados”, afirmó el portavoz de la Policía de Plateau, Terna Tyopev, en un comunicado publicado por los medios locales.

El gobernador del estado, Simon Lalong, declaró un toque de queda desde las seis de la tarde hasta las seis de la mañana en las zonas afectadas con el fin de imponer el orden, e hizo un llamamiento a la población para mantener la calma.

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, de la etnia Fulani, también pidió calma ante los “profundamente desafortunados asesinatos” y prometió que “no se escatimarán esfuerzos para llevar a los responsables ante la Justicia y evitar una repetición de los ataques o represalias”.

En su cuenta oficial de la red social Twitter, Buhari calificó de “dolorosos y lamentables” los daños personales y materiales ocasionados en Plateau, y envió sus “más profundas condolencias a las comunidades afectadas”.

Fusiles de asalto

Los ataques, que empezaron cerca de la medianoche del sábado y se prolongaron hasta la madrugada del domingo, fueron cometidos por grupos de pistoleros con armas sofisticadas, incluidos fusiles de asalto, que invadieron diez localidades, declaró al diario Nigerian Tribune el parlamentario estatal Peter Ibrahim Gyendeng.

“Mi circunscripción estuvo durante toda la noche bajo un fuerte bombardeo de los pastores”, aseveró Gyendeng, al ir más allá que la Policía y asegurar que fallecieron unas “170 personas”.

“Hemos perdido la confianza en los agentes de seguridad”, subrayó el parlamentario, al denunciar que en las últimas tres semanas se han producido ataques mortales sin que las fuerzas de seguridad hayan hecho nada para impedirlo.

Pam Chollom, un pastor de la Iglesia de Cristo en las Naciones (COCIN, en sus siglas en inglés), culpó de los ataques a pastores armados y dijo que la mayoría de las víctimas regresaban del entierro de un líder de la comunidad.

Más de 500 muertos en 2017

Los pastores Fulani llevan sus reses por todo el país en busca de pasto para el ganado y a veces destrozan campos de cultivo de granjeros cristianos locales, en peleas constantes en la zona central de Nigeria, en las que han muerto miles de personas en los últimos años.

La lucha por la apropiación de los recursos naturales y las tierras fértiles entre pastores nómadas y granjeros locales es una de las principales causas de la violencia, con la que compiten por el pasto y el agua.

En 2017, los conflictos entre los pastores nómadas y los granjeros locales dejaron al menos 549 muertos y miles de desplazados en la zona, según Amnistía Internacional (AI), que también informó de 168 muertes el pasado enero.

Asunto electoral

El conflicto se ha agravado este año, pero lleva décadas activo en esta región conocida como Cinturón Medio (Middle Belt), donde conviven etnias y religiones distintas. De hecho, el contencioso se ha cobrado ya más muertes que las ocasionadas por el grupo yihadista Boko Haram.

La inseguridad se ha convertido ya en uno de los asuntos principales de la campaña para las elecciones presidenciales de febrero del año que viene, en las que el presidente Buhari aspira a la reelección.

“Esto fortalece mi llamamiento constante a reformar las fuerzas de seguridad de este país al completo”, afirmó el presidente de la Cámara Baja del Parlamento, Yakubu Dogara. “No funciona”, apostilló.

El partido de Buhari rechaza que esté siendo blando con los pastores, pertenecientes a la etnia fulani, la misma que la del presidente.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook