Alarma por falsificación de medicamentos


Las autoridades sanitarias del país están en alerta por el decomiso de medicinas adulteradas que ya han dejado varias víctimas en el departamento del Cesar. El Invima pide tener cuidado en la disposición final de las medicinas en los hogares.

_________
En alerta se encuentran las autoridades y la industria farmacéutica del país por el escándalo de la falsificación de medicamentos que fue detectada en los últimos días en el país.

El director del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), Javier Humberto Guzmán, dijo que el 10% de las medicinas que se expenden en el país son adulteradas. 

El funcionario señaló que se han detectado, por parte de los organismos de control, productos sin registro sanitario o sin ninguna autorización, sobre los cuales se han modificado las fechas de vencimiento.  En la advertencia se hace mención de algunos productos como reductores de grasas, aquellos llamados potenciadores sexuales, además de otros medicamentos que prometen aumentar la energía y la capacidad cerebral. 

También se mencionó que las acciones para combatir este delito se deben concentrar en acciones penales que permitan desarticular y capturar a las personas que realizan la adulteración de medicamentos en el país. 

Al respecto de la problemática de medicamentos sin registro sanitario o sin autorización de alguna autoridad, como los llamados -productos milagro- y aquellos falsificados o que modifican las fechas de vencimiento, dijo Guzmán: 

“Los beneficios económicos de los medicamentos fraudulentos son muy altos (…) el mercado farmacéutico colombiano tiene un valor de cuatro billones de dólares; si se calcula a precios del mercado farmacéutico, el 10% son cifras importantes”. Igualmente se mencionó que históricamente las autoridades de control se han concentrado en acciones sanitarias que pueden ser buenas desde el punto de vista de prevención de salud, pero no acaban con el crimen, por lo que “se requiere de acciones penales y de un trabajo no solamente de la Fiscalía sino de todo el aparato judicial para que estas bandas criminales sean desarticuladas, vayan a la cárcel y se les aplique una extinción de dominio”.

Además puntualizó el director de la entidad que no existe la posibilidad de que estos medicamentos adulterados provengan de Venezuela. “Lo que teníamos en Venezuela se dio en años pasados en donde por el cambio de moneda entraban medicamentos vencidos y no vencidos a Colombia. Hoy realmente el problema se ha reducido principalmente por el desabastecimiento que está teniendo este país, y por eso el flujo actualmente es más desde Colombia hacia Venezuela”. 

EL NUEVO SIGLO: ¿De dónde sale el porcentaje del 10% de los medicamentos que se venden en Colombia y que serían falsificados o adulterados?

JAVIER HUMBERTO GUZMÁN: Estos datos salen de un estudio de la Organización Mundial de la Salud a nivel global en el que se indica que países de mediano ingreso podrían tener hasta ese porcentaje de productos fraudulentos.

 

ENS: ¿Qué se ha hecho en Colombia para combatir este fenómeno?

JHG: En el país se han hecho cambios importantes para enfrentar este fenómeno. Al interior del Invima se creó la unidad contra la ilegalidad y el contrabando; con la Ley de contrabando se articulan todas las entidades en la lucha con este delito. Se trabaja en detectar las bandas que son crimen organizado para poder enfrentar este fenómeno en el país.

Los beneficios económicos de los medicamentos fraudulentos son muy altos (…) el mercado farmacéutico colombiano tiene un valor de cuatro billones de dólares

ENS: ¿Qué sanciones tienen quienes adulteren o falsifiquen medicinas?

JHG: No hay duda de que las medidas sanitarias no son suficientes; hay que trabajar en poder desarticular las bandas que están detrás de este firmen y con la Fiscalía se trabaja en sanciones penales, cárcel y extinción de dominio para enfrentar el fenómeno.

 

Productos

ENS: ¿Cuáles son los medicamentos que más se adulteran en Colombia? Y, ¿esos delitos se comenten por bandas dentro o fuera del país?

 

JHG: Dijo que hay grupos que son los productos que nunca pasan por la autoridad sanitaria y que no imputan productos legales como los llamados “milagrosos”, que son quemadores de grasa, mejoradores de desempeño sexual o intelectual entre otros y que particularmente se ven a través de medios electrónicos. En este aspecto se han bajado unas 5 mil publicaciones de diferentes plataformas web. Otro componente son los falsificados que ingresan al país desde Venezuela, Ecuador y China y otros de producción nacional, pero fraudulenta.

 

ENS: ¿Los usuarios cómo pueden colaborar para evitar la falsificación de medicinas?

JHG: Primordialmente hay que tener cuidado con la disposición final de los medicamentos. Todas las cajas o etiquetas que se botan de forma inadecuada pueden ser usados por los falsificadores para la producción ilegal de las medicinas.

 

ENS: ¿Cómo se identifica un medicamento legal, legítimo?

JHG: Hay tres cosas principales para que se identifique la legalidad y la calidad de un medicamento: el registro Invima, la fecha de vencimiento y el lote de producción que son necesarios para conocer si el producto tuvo el control que garantiza su calidad y efecto para la salud.

Es más; la responsabilidad de la distribución de las medicinas en el país es por parte de las Secretarias de Salud, es decir, de las autoridades locales. Si la persona quiere estar más segura de la legitimidad de la medicina puede llamar desde su celular al *767#, donde se confirma si el medicamento adquirido es legítimo.

Guzmán también reveló que el viernes fueron decomisadas cerca de cinco toneladas de productos cosméticos, alimenticios y de higiene doméstica que no contaban con registro sanitario, por lo que se consideran fraudulentos y su comercialización en Colombia ilegal.

En el operativo, que se llevó en la localidad de Puente Aranda, se decomisaron cerca de 9.538 unidades consistentes en 4.278 cosméticos, 3.390 alimentos y 1.870 productos de higiene doméstica.

Entre los productos decomisados se evidenció agua potable embotellada con registro sanitario falso, cosméticos con supuestas bondades espirituales y jabones sin marca. También se procedió al decomiso de materias primas para elaborar productos, material de empaque, entre otros elementos.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook