Cameron, el hijo conflictivo y drogadicto de Michael Douglas


Cameron Douglas, hijo del actor Michael Douglas y Diandra Luker, se encuentra en libertad condicional.
GTRES


Hace unos meses, conocíamos finalmente a Carys, la hija adolescente que tiene Michael Douglas con Catherine Zeta-Jones (la pareja tiene también otro hijo, Dylan). La madre ha comenzado a presentar a su bella hija en sociedad y se la lleva a eventos de moda de alta costura.

El primero fue la presentación de la colección de Michael Kors durante la última edición de la Fashion Week de Nueva York y, posteriormente, a un desfile de Dolce&Gabbana. La muchacha es preciosa, le gusta la moda y tiene pinta de que será otra it girl que cosechará legiones de seguidores.

Sin embargo, Douglas tiene otro hijo de un matrimonio anterior que no para de darle dolores de cabeza. Cameron, el problemático de 39 años, tiene mucho que agradecer a su familia, según él mismo reconoce. Nunca se dieron por vencidos durante su etapa más oscura.

Con eso se refiere a los siete años que pasó en prisión por delitos relacionados con las drogas. El historial de Cameron es de aupa. Cuando sus padres separaron en 1995, el adolescente comenzó a darle a las drogas.

A los 16 años fue expulsado de un internado por vender marihuana y al año siguiente decidió dejar los estudios. Pensó que le iría bien ponerse a trabajar como DJ, pero solo le sirvió para alentar su creciente consumo de coca y heroína.

Le mandaron a la cárcel por posesión de heroína y metanfetamina. La condena era de cinco años, pero aumentó cuando le pillaron haciendo contrabando con pastillas de Xanax, un antidepresivo, que le pasaba su ex abogado.


A Cameron no se le ocurrió otra cosa que tratar de hacer negocio con otros reclusos, así que cuando le cogieron trapicheando la condena aumentó cuatro años y medio más. Dos de ellos estuvo en confinamiento solitario y no podía recibir visitas, algo que Michael Douglas criticó durante su discurso en la gala de los Emmy de 2013.

El chico no paraba de meterse en problemas. Cuando su abuelo, el actor Kirk Douglas, iba a verle a la cárcel le preguntaba en cuántas peleas se había metido… Una vez que salió de prisión, él y su novia Viviane Thibes tuvieron una hija, Lua y parece que comenzó a sentar la cabeza.


Aunque le gustaría seguir la senda familiar y abrirse un hueco en el mundo de la interpetación, de momento no puede moverse de Nueva York por culpa de la libertad condicional.





MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook