Crisis en Medimás, un comienzo difícil


COLPRENSA | LA PATRIA | BOGOTÁ


El 1 de agosto, la EPS Medimás inició operaciones luego de que esta adquiriera a Cafesalud, que venía presentado problemas financieros y en la prestación del servicio afectando a 5 millones de usuarios. Pero muchos de los problemas de la liquidada EPS se heredaron y la demora en la entrega de medicamentos, la asignación de citas y procedimientos médicos siguen siendo el calvario para los usuarios.

La EPS más grande del país viene prestando el servicio en medio de sanciones, problemas financieros y fallas en la calidad del servicio de salud, situaciones que han sido alertadas por las autoridades de control como la Procuraduría, la Contraloría, la Defensoría del Pueblo y la Superintendencia de Salud.

Denis Silva, vocero de Pacientes Colombia, asegura que “millones de ciudadanos llevan cuatro meses sin recibir una buena prestación del servicio de salud y no pasa nada. Medimás sigue insistiendo en que han cumplido, pareciera que fuera una entidad que se constituyó para captar dineros más no para atender a los 5 millones de ciudadanos que están afiliados. Hoy en día tiene dos sanciones del Tribunal de Cundinamarca, miles de tutelas y dos cuestionadas multas de la Superintendencia de Salud, y digo cuestionadas porque estas las pagamos los ciudadanos”.

El pasado miércoles, la entidad entregó un balance en el que asegura que “lo que ha hecho Medimás en 4 meses de gestión no lo ha hecho ninguna EPS del país. Desde que arrancamos la operación el 1 de agosto se nos desbordaron todos los frentes, hoy hemos resuelto la mayoría de problemas que heredamos de la antigua Cafesalud”.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook