Dallas cornea a un Galaxy sin idea de juego


La jornada de la MLS sin jugadores internacionales ha seguido su callado camino y uno de los más afectados ha sido el LA Galaxy del coach Sigi Schmid que perdió para esta jornada a los hermanos Dos Santos. Zlatan volvió, pero poco pudo hacer la estrella sueca para evitar la vergüenza en casa.

Los primeros momentos del partido fueron controlados por la franquicia angelina con una posesión clara y pases precisos, mas ello no les ayudó de nada. El juego comenzó a perder en técnica y fue el equipo de Dallas el que decidió tomar las riendas del encuentro para conseguir su segunda victoria consecutiva.

La primera anotación del equipo visitante llegó por vía del mediocampista Ryan Hollingshead después de que el equipo rojiblanco bailara salsa con la defensa del Galaxy que se quedó anonanada ante esa magia. La parte final de la jugada vio a Mauro Díaz recibir la bola en las orillas del área grande y éste hizo una finta perfecta de tiro para asistir a Hollingshead quien mandó el esférico cerca del ángulo interior de la portería.

Más adelante, en el mismo primer tiempo, Díaz volvió a tomar el balón en la orilla del rectángulo y mando un pase a la banda para Hollingshead, quien mando un centro excelso para que Cristian Colmán solo llegara a picar la bola ante la distracción de Arce y Ashley Cole que no lo vieron llegar.

Galaxy se iba vencido al vestuario, pero la pesadilla aún no terminaría para los blancos. A la vuelta del descanso, Dallas se tardó poco más de 20 minutos para finiquitar el partido con el primer gol en la MLS para el ecuatoriano Carlos Gruezo. Después de que Barrios no pudiera vencer a Bingham, su compañero sudamericano solo tuvo que llegar a empujar el balón con la cabeza para poner el luminoso 3 a 0.

Momentos después, Zlatan no tardó en anotar su primer tanto de la noche. Hasta ahí, todo seguía siendo tranquilidad para el entrenador Óscar Pareja, pero en la recta final, Colmán fue expulsado tras una “pelea” con el defensor Michael Ciani.

Dos goles de diferencia y un hombre más, el Galaxy estaba listo para intentarlo todo. Llegaron al arco rival en un total de 21 ocasiones, pero los fallos eran ridículos o los disparos llegaban directo a las manos del arquero Jesse González. Fue hasta el minuto 97 que Zlatan colocó su doblete, pero los once del campo no pudieron completar la salvación de Los Ángeles.

Así es como el Galaxy se adjudicó su séptima derrota de la campaña, mientras que Dallas volverá a casa como segundo de la Conferencia Oeste y buscará mantener esa posición cuando se enfrente al LAFC el próximo 2 de junio en el Toyota Stadium.




Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook