Elecciones 2018: candidatos elegidos y cuestionados – Congreso – Elecciones Colombia 2018


El exitoso salto de la Cámara al Senado de la conservadora Aída Merlano, con 73.250 votos, quedó bajo lupa de las autoridades por la incautación de más de 261 millones de pesos en efectivo y de varios mercados en su sede política en Barranquilla.

Merlano, antigua ficha del excacique conservador Roberto Gerlein, no ha sido vinculada a ninguna investigación, pero las autoridades siguen indagando sobre el uso que iba a dárseles tanto a la plata como a los elementos encontrados en el lugar.

“Se hallaron dos cajas fuertes, una contadora de billetes, 50 mercados (…) contratos de arriendo de inmuebles cercanos a puestos de votación”, dijo el general Mariano Botero, comandante de la Policía en Barranquilla. Desde el viernes pasado, y hasta el lunes, las autoridades descubrieron más de 700 millones en efectivo que supuestamente iban a ser destinados a la compra de votos en varias regiones del país. De hecho, esa práctica, según la Misión de Observación Electoral (MOE), se constituye en la mayor amenaza para la transparencia de las elecciones en el país.

Otros con peros

Si bien varias fichas de políticos cuestionados se quemaron en su aspiración, en varias regiones salieron avante. Cambio Radical logró dos curules para la Cámara de Representantes en Magdalena con hijos de políticos salpicados por la ‘parapolítica’.

Carlos Mario Farelo Daza, hijo de la exconcejal Ariguaní Zunilda Daza, a quien la Fiscalía señaló de haber firmado el Pacto de Chivolo con los paramilitares, logró la mayor votación de Cambio Radical en el departamento con 56.628 sufragios. Farelo tiene 32 años y es la primera vez que se postula para un cargo de elección popular.

Por su parte, José Luis Pinedo Campo, hijo de Miguel Pinedo Vidal –expresidente del Senado condenado a 9 años de prisión por la Corte Suprema de Justicia por alianzas con los ‘paras’– se quedó con una de las curules del departamento, con 23.331 votos.

Representando al Meta en la Cámara de Representantes estará desde el próximo mes de julio Alejandro Vega Pérez, sobrino del ‘cacique’ liberal Jorge Carmelo Pérez Alvarado, esposo de la actual gobernadora del Meta, Marcela Amaya.

El nombre de Vega Pérez fue mencionado por Serafín Bernal, quien aceptó en mayo del año pasado ser el autor de los mensajes amenazantes enviados al fiscal general, Néstor Humberto Martínez, para tratar de evitar una jornada anticorrupción en Villavicencio. Por este caso, Vega fue citado a la Fiscalía.

También en la Cámara, pero por Cesar, estará de nuevo Alfredo ‘Ape’ Cuello. El año pasado, la Corte le precluyó una investigación por ‘parapolítica’, pero sigue con otros cuestionamientos. Entre ellos su presunta participación en la polémica adjudicación del contrato Ocaña-Gamarra a Odebrecht. Cuello tiene un proceso de pérdida de investidura en el Consejo de Estado.

Didier Lobo Chinchilla, exalcalde de La Jagua de Ibirico, obtuvo la cuarta votación más alta de la lista al Senado por Cambio Radical, con 86.744 votos.

El nombre de Lobo aparece en expedientes en la Contraloría y la Procuraduría. La primera encontró 40 hallazgos que evidenciarían un presunto detrimento patrimonial en el manejo de las regalías del municipio carbonero.

JUSTICIA




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook