Esteban Iriarte, vicepresidente de Millicom, habla del compromiso de la compañía en Colombia – Novedades Tecnología – Tecnología


Los operadores de telecomunicaciones en la actualidad están trabajando para terminar de desplegar las redes de cuarta generación, pues el objetivo es conectar a más colombianos, sobre todo, a quienes se encuentran en las regiones más apartadas del territorio nacional. 

Al término del tercer trimestre de 2017, las redes 4G llegaron a 6,2 millones de en la modalidad de suscripción, y 3,9 millones en la modalidad de demanda, según cifras del Ministerio TIC. De acuerdo con la cartera, esas conexiones son las que mayor crecimiento han presentado. 

Las empresas de telecomunicaciones, sin embargo, le han exigido al Gobierno Nacional mayores garantirías para continuar con la optimización de sus redes. Esteban Iriarte, vicepresidente de Millicom (opera en Colombia como TigoUne) para América Latina, habló con EL TIEMPO y aseguró que para la compañía las expectativas en términos de regulación por parte del gobierno colombiano “aún no se han cumplido”. 

¿Cómo percibe Millicom el sector de las telecomunicaciones en Colombia? 

Nuestras expectativas en términos de regulación aún no han sido cumplidas. Si bien entendemos que el Gobierno ha avanzado, todavía se pueden hacer más cosas. Por ejemplo, estamos hablando de un mercado que tiene un evidente desbalance en su composición, pues uno de los operadores (Claro) tiene el 60 por ciento del mercado.

Consideramos que atacar el problema de la concentración es crítico antes de cualquier otra medida, incluso antes de que se realice la subasta del espectro de 700 Mhz.

Esa subasta no se ha podido llevar a cabo. Los operadores, precisamente, solicitan más garantías para poder participar. ¿Qué opina de esto?

Somos el único operador en Colombia que no opera con bandas de frecuencias bajas. Para hacerlo simple, esto significa que para cubrir una misma área, nosotros tenemos que instalar tres torres y nuestros competidores solo una.

Nos exigen como compañía hacer el triple de inversión para tener la misma cobertura. Así es crítico. Si queremos tener el acceso al espectro que se quiere subastar en Colombia, es necesario un proceso con medidas regulatorias que ayuden a esta industria, la cual cae de manera constante. 

¿Cuánto dinero han invertido en el país? 

En los últimos tres años hemos invertido alrededor de 1.000 millones de dólares. Nosotros queremos seguir creciendo con la visión de que en algún momento el mercado va encontrar un balance distinto al actual.

¿Qué proponen para que ese balance suceda?

Son varias propuestas que hemos radicado, que van desde lograr accesos igualitarios a los espectros, hasta lograr un mercado igualitario. Hemos propuesto también que se reconozca la calidad, pues no todas las redes son iguales.

¿Cuándo puede llegar el 5G a Colombia?

El año pasado, el primer país de Millicom donde hicimos una prueba de 5G fue justamente en Colombia, la cual fue muy exitosa. Sin embargo, nuestro compromiso hoy en Colombia, más allá de las pruebas, es seguir desarrollando las redes de cuarta generación (4G).

Colombia fue el segundo país de Millicom que recibió el 4G, que se lanzó a finales de 2012. Dada la importancia de ese mercado, seguramente será de los primeros países en recibir el 5G, obviamente si tenemos el espectro correcto y el mercado equilibrado.
Mientras tanto, nuestro compromiso en Colombia es seguir desplegando el 4G, que es lo que el usuario hoy demanda.

¿Cuáles son los planes futuros de Millicom en Colombia y en la región?

Nuestra principal estrategia es seguir construyendo redes. Tenemos la expectativa de que el mercado converja tanto en fijos como móviles. En Latinoamérica el 50 por ciento de nuestras redes móviles son 4G, esperamos para el 2018 que esa cifra se consolide en el 65 por ciento. Además, buscamos llegar a 10 millones de clientes 4G en América Latina. 

TECNÓSFERA




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook