Fallece el periodista uruguayo Claudio Paolillo – Gente – Cultura


En la historia de las plumas latinoamericanas más constantes, de los periodistas que siempre ofrecieron resistencia al poder y moldearon la ética del oficio, se encuentra el uruguayo Claudio Paolillo. El destacado comunicador falleció el viernes pasado, a los 57 años, tras una larga lucha contra el cáncer.

Sus batallas al frente de la máquina de escribir comenzaron a los 17 años, luego de que abandonó la carrera de futbolista (perteneció al Racing Club hasta 1978, como mediocampista, luciendo el número 5). El periodismo era también el oficio de su padre, quien murió como “víctima indirecta de la dictadura”, dijo Paolillo en una entrevista, el año pasado.

Desde entonces se vinculó como cronista al diario El Día, y luego pasó a la Agencia France-Presse (AFP), La Voz, Tiempo de Cambio, Convicción y al semanario Búsqueda, desde 1985, el cual dirigió entre 2000 y 2016.

El cronista fue un rotundo opositor a la dictadura militar y defendió la libertad de expresión en su país, por lo que su trabajo se convirtió en referente en Latinoamérica y llegó a la Sociedad Interamericana de Prensa, como presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información.

Paolillo es reconocido por su libro Con los días contados (2004), acerca del gobierno de Jorge Batlle en su país, que publicó durante los años de su mandato (2000 a 2005). El diario La Nación de Argentina cuenta que en este último año, el autor decidió reeditarlo con la firme convicción de “ganar los dólares suficientes como para ir con su hijo al Mundial Rusia 2018”, con la convicción total de que le ganaría la batalla al cáncer.

Otro libro suyo es La cacería del caballero, de 2002, que gira en torno a uno de los delincuentes más buscados en Uruguay: Juan Peirano Basso.

Paolillo fue también docente en diferentes universidades de su país, así como en la Escuela de Periodismo de Búsqueda.

El periodista fue además merecedor de importantes galardones, como el Premio Nacional de Literatura de Uruguay, el Premio Morosoli y el Bartolomé Hidalgo a mejor libro.

Pero el más reciente fue uno muy significativo: el Premio de Honor 2017 de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa), que destacó sus “sobresalientes servicios a la libertad de prensa”.

“Recordaremos con un aprecio especial a Claudio por su entrega y valor para defender la libertad de prensa. Fue un maestro para denunciar sin tapujos y con gran tino las violaciones de los regímenes de turno”, destacó Mohme, director de La República de Lima (Perú) y actual presidente de la SIP.

“Era una persona muy querida, muy generosa, amable. En los temas de libertad de prensa, que ha tenido grandes defensores, no hay alguien que haya luchado tanto como él por los derechos y en contra de la impunidad de una manera tan contundente, con un humor muy inteligente que siempre le metía a todo”, recuerda Maria Elvira Domínguez, directora de El País de Cali, quien hace parte de la SIP y conoció a Paolillo hace nueve años.

El periodista Danilo Arbilla, quien también presidió la SIP y trabajó con Paolillo durante 33 años, recuerda que “unas semanas antes de que, cómo decirlo, de que se le declarara la enfermedad, viajamos juntos a Buenos Aires. Él estaba algo cansado, me dijo que iba a aflojar un poco, a dedicarse más a la familia, a él. En la última conversación que tuvimos, hace unos 15 días, me habló de sus nuevos proyectos, y le encarecí que parara un poco. ‘No puedo aflojar’, me dijo: ‘Hay tanto para hacer, y siempre falta tiempo. Y más en mi caso ¿no te parece?’; me miró y sonrió”.

CULTURA




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook