Investigaron para un mejor diagnóstico del bruxismo


 

Elizabeth R. Rojas

LA PATRIA | Manizales

 

Con una investigación que mejorará el diagnóstico y tratamiento del bruxismo (rechinamiento de dientes involuntario) del sueño, la Universidad Autónoma de Manizales lideró el VI Encuentro de Investigación de Posgrados de Prostodoncia que se efectuó en Medellín, el 20 y 21 de abril, dentro del Congreso Nacional Enrique Echeverry.

El estudio, denominado Actividad y fuerza de los músculos temporales y maseteros y registros polisomnográficos en pacientes con isim bruxismo del sueño, se llevó a cabo con 40 adultos jóvenes (18 y 23 años), grupo resultante de un muestreo estadístico.

“Se escogieron 20 pacientes con la condición para compararlos con 20 que no la tienen. Estos pertenecen a un programa de salud oral de la Universidad. Lo hicieron voluntariamente”, dijo Olga Patricia López Soto, coordinadora del grupo de Investigación en Salud Oral (Insao).

 

Efectos

Según la especialista, a partir de los resultados quieren tipificar mejor el problema y disminuir las consecuencias que surgen en los que desarrollen ahora la condición.

“En determinados pacientes produce desgaste excesivo, dolores de cabeza y malestares musculares al despertar, fracturas en algunas obturaciones dentales o en los mismos dientes. A veces se confunde con otros diagnósticos neurológicos. Tienden a respirar mal o roncar en las noches”, apuntó.

López mencionó que todos los pacientes pasaron por varias pruebas entre las que se incluyen polisomnografías (registro de la actividad cerebral, los niveles de oxígeno en sangre, ritmo cardíaco y respiración mientras duerme), electromiografías (determinan la actividad muscular) y mioescanografías (Precisan la fuerza muscular).

 

Relevante

Juan Alberto Aristizábal Hoyos, coordinador de la especialización en Rehabilitación Oral y miembro del grupo de Investigación Insao, subrayó que el bruxismo es un problema recurrente.

“Esta investigación es muy completa, en cuanto a la selección de los pacientes y a la utilización de las pruebas diagnósticas. La mayoría de las realizadas hasta el momento son por autorreporte (el paciente dice o alguien que duerme cerca a él menciona que aprieta los dientes) o basadas en exámenes clínicos, en los que se ve desgaste excesivo”, resaltó.

En el Encuentro, lo primero fue la presentación de la modalidad poster, donde participaron el Colegio Odontológico Colombiano, la Universidad Santo Tomás, la U. Nacional, la U. Javeriana, entre otras. Estos se expusieron ante especialistas de la U. del Bosque y de la U. de Antioquia. “De los trabajos, se seleccionaron los tres mejores para presentarse ante el auditorio en pleno y al final reconocieron nuestra investigación como la ganadora”.

Aristizábal concluyó que esto los conduce hacia una mejor práctica de la profesión y a modernizar los diferentes procedimientos que pueden hacer para la protección de los dientes, para evitar que el daño se acentúe o para hacer tratamientos paliativos.

 

 

Participantes

En el estudio participaron los grupos de Investigación en Salud Oral (Insao), el de Neuroaprendizaje, a cargo de Francia Restrepo; y el de Automática, coordinado por José Luis Rodríguez. También las residentes de la especialización en rehabilitación oral: Daniela Guerrero Ramírez, Luisa Fernanda Echeverry Martínez y Luisa Paulina Ramírez García.

 

En costo

LA PATRIA conoció que una sola polisomnografía cuesta alrededor de $1’500.000 y las electromiografias y las mioescanografías entre $80 mil y $100 mil.

 

Foto | José Fernando Tangarife | LA PATRIA

Juan Alberto Aristizábal Hoyos y Olga Patricia López Soto.

 

 




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook