La academia de cine de Estados Unidos expulsa a Bill Cosby y Roman Polanski


La Academia del cine de Estados Unidos expulsó el jueves a Bill Cosby y Roman Polanski, ambos condenados por agresión sexual, en medio de una nueva era de tolerancia cero en Hollywood.

El actor de 80 años y el director franco-polaco, de 84 años, se unen al otrora todopoderoso productor Harvey Weinstein, también desterrado de la organización que entrega los Óscars, los premios más prestigiosos del cine.

Acusaciones de acoso y abuso contra Weinstein por parte de un centenar de mujeres desataron un escándalo en Hollywood que salpicó a otros pesos pesados de la industria como los galardonados Kevin Spacey y Woody Allen.

En un escueto comunicado, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas indicó que en una reunión de los 54 miembros de su junta de gobernadores, el 1 de mayo, se decidió expulsar a Cosby y Polanski apoyándose en el código de conducta que lanzó en diciembre pasado, pero sin hacer referencia directa a los casos.

“La junta continúa alentando que los miembros mantengan los valores éticos de respeto a la dignidad humana que requiere la Academia”, añadió el texto. Cosby fue declarado culpable la semana pasada de drogar y agredir sexualmente a Andrea Constand, de 45 años, en enero de 2004, mientras que el director franco-polaco lleva cuatro décadas prófugo de la justicia estadounidense por haber mantenido relaciones sexuales en 1977 con Samantha Geimer, cuando ésta tenía 13 años.

El aclamado realizador llegó a declararse culpable a cambio de que la fiscalía retirara los cargos más graves, pero huyó a Francia convencido de que el juez no respetaría el acuerdo y lo mandaría a prisión. Desde entonces no ha vuelto a poner los pies en Estados Unidos, al no tener garantías de que permanecerá en libertad.

Otras tres mujeres han acusado a Polanski, de agresiones sexuales cometidas en las décadas de 1970 y 1980, cuando eran menores. Geimer, hoy con 54 años, calificó la expulsión como un acto “cruel que sirve únicamente para las apariencias”. “No aporta nada para cambiar la cultura sexista de hoy en Hollywood y prueba que se comerían a su propia gente para sobrevivir”.

El escándalo Weinstein desató el nacimiento de movimientos contra la cultura sexual en Hollywood, como el MeToo y el Time’s Up, que aboga además por más equidad de género en la industria. Cosby, un pionero al derribar las barreras raciales en la televisión y adorado por millones por su papel como un cariñoso padre de familia en la exitosa serie televisiva El Show de Bill Cosby (1984-1992), fue condenado seis meses después del inicio del MeToo. Y podría pasar el resto de su vida tras las rejas luego de que un jurado lo hallara culpable de tres delitos de agresión indecente agravada contra Constand, una exempleada de la Universidad de Temple, tras haber salido ileso de un primer juicio.

No obstante, muchos hombres poderosos que han sido señalados de acoso, agresión sexual o violación, no han sido formalmente inculpados ante la justicia penal. Weinstein es el caso más flagrante: alejado de la esfera pública e investigado por las policías de Los Ángeles, Nueva York y Londres, hasta el día de hoy no es blanco de ninguna acusación. 




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook