La atención primaria es para replicar: OPS


Elizabeth R. Rojas – Julián García

LA PATRIA | Manizales

El programa Barrio saludable, implementado en Villamaría y que hace parte del proyecto local el Buen vivir, recibió el visto bueno de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), a través de su representante en Colombia, Gina Watson.

Esta propuesta, que sigue lineamientos de la estrategia de Atención Primaria Social y en Salud (APS), beneficia a su comunidad llevando hasta el lugar de residencia servicios a los más necesitados. Ropero Social, Domingos de Antaño y otras actividades que integran el Buen vivir.

 

De la estrategia

La estrategia APS, que coordina la Dirección Territorial de Salud de Caldas (DTSC) y que hace parte del Plan de Desarrollo Departamental, pretende ser ejemplo a implementar en otros territorios, así lo expuso Gerson Bermont Galavis, director de dicha oficina.

“Le mostramos a la OPS la iniciativa desde todos los sectores. Es decir, desde la gobernanza, quienes tenemos la autoridad y el mando; desde los municipios, que tienen que implementarla en su espacio y con idea propias; y desde los diferentes actores (universidades, comunidad. EPS, etc.)”, dijo Bermont.

Con la estrategia, según Bermont, se busca mejorar los indicadores de distintas áreas en el departamento. Para ello se valen del Observatorio Social (Aparte del portal web de la DTSC que muestra datos en salud pública), que sirve como fuente de información para focalizar los recursos y aminorar riesgos.

“A partir de ahí, con la campaña Cuídate Cuídame impactamos en salud. Quisimos mostrarle la APS en general y solicitarle un acompañamiento para el modelo”, resaltó.

Bermont mencionó que la funcionaria nicaragüense, durante la visita de dos días, observó experiencias de deporte, de educación, escuchó a la academia, a los alcaldes y cómo trabajan para su sostenibilidad.

“Estoy seguro de que vamos a encontrar el acompañamiento de la OPS. Cuando ellos siguen estas experiencias innovadoras, se vuelven referentes nacionales y mundiales”, puntualizó Bermont.

 

Positiva

Watson, que tiene un magíster en salud pública y se relaciona con la OPS desde 1991, resaltó la APS mencionando que esta superó sus expectativas: “Estamos hablando de una iniciativa que tomó la utilidad práctica del Observatorio Social en Salud como instrumento de gestión, de toma de decisión y de priorización. Está de hecho produciendo resultados sobre la integración y la respuesta intersectorial. Tiene un potencial enorme”.

Añadió que quedan retos por resolver, como en todo proceso, pero que -sin duda- será un aporte importante para alcanzar la meta de no dejar a nadie atrás en el año 2030, con los objetivos de desarrollo sostenible (Ver recuadro Los objetivos). Que la APS está dedicada a detectar la vulnerabilidad que tiene la comunidad.

“Estamos aprendiendo de las lecciones valiosas que surgen de ella. Creo que tienen un avance importante y puede aportar experiencias para la implementación de iniciativas en nuestra región. La Organización acompañará el proceso, puede ayudar a identificar metodologías que valoren cuál ha sido la contribución a la mejoría de la situación de salud de la comunidad”, dijo.

Sobre la idea de replicar la APS en otros lugares de Colombia, Watson expuso que los elementos estructurales del Observatorio Social pueden implementarse en otros sitios, pues se parte de cómo generar la información, cómo tomar la decisión y las acciones.

La especialista internacional habló de las amenazas que puede tener una estrategia como esta -principalmente- cuando se dan cambios de Gobierno: “Siempre hay amenazas, pero considero que a medida de que el proceso mismo construya las bases de su sostenibilidad, como se hace aquí, no tendrá problemas. Hay una apropiación de la población, no lo determinará solo la voluntad política. La generación que se hace cargo de su salud, de la atención de su enfermedad, puede encontrar los elementos de continuidad”.

Watson expresó que la vinculación a la APS, del elemento universitario, ha sido fundamental para el desarrollo de la misma. Dijo que el hecho de que este recurso se disponga para apoyar a la comunidad, el territorio y a las acciones que se están realizando, tiene un beneficio doble: la instrucción y la capacidad de acción.

“Tienen que seguir trabajando, porque la salud y el desarrollo es un proceso dinámico. Lo están haciendo bien, deben encontrar los espacios para ser aún mejor. Caldas construye una excelente herramienta para considerarse como positiva no solo aquí, utilizando la comunidad como parte y voz”, concluyó.

 

Beneficiados

 

En Villamaría, diferentes programas que siguen los lineamientos de la Atención Primaria Social y en Salud (APS), impactan positivamente a los residentes de los barrios: Villa Juanita, Molinos, Santa Ana, Villa Juliana, la Floresta, entre otros. El alcalde Juan Alejandro Holguín Zuluaga, que es médico, dijo que estas experiencias se deben replicar: “La idea es generar una red latinoamericana de salud”.

La comunidad opinó:

 

Elizabeth Naranjo

Me he beneficiado con vacunas y con capacitación en manejo de animales. Hay mucho acompañamiento en salud.

 

Noelba Calle

El Colegio Santa Luisa de Marillac se beneficia con el programa Entornos Saludables, donde se trabaja en la prevención en la salud con las familias y los estudiantes.

 

Los objetivos

 

Estos son lo objetivos de desarrollo sostenible del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo:

1. Fin de la pobreza.

2. Hambre cero.

3. Salud y bienestar.

4. Educación de calidad.

5. Igualdad de género.

6. Agua limpia y saneamiento.

7. Energía asequible y no contaminante.

8. Trabajo decente y crecimiento económico.

9. Industria, innovación e infraestructura.

10 Reducción de las desigualdades.

11. Ciudades y comunidades sostenibles.

12. Producción y consumo responsables.

13. Acción por el agua.

14. Vida submarina.

15. Vida de ecosistemas terrestres.

16. Paz, justicia e instituciones sólidas.

17. Alianzas para lograr los objetivos.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook