Libro de Erasmo de Rotterdam de EL TIEMPO – Música y Libros – Cultura


Es muy llamativo que el libro más conocido, y seguramente leído, de Erasmo de Rotterdam, el Elogio de la locura, no es la más trascendental en la obra de su autor. También llama la atención que un pensador tan serio y enfocado en las cosas de la fe, y que pasó su vida ligado a la Iglesia católica, haya escrito un texto tan divertido y socarrón como este.

Erasmo fue un hombre típico de su época, buscó inyectarles luces desde la razón a los misterios de la fe y para esto tradujo él mismo textos bíblicos que ya habían sido traducidos pero que no encontraba conformes al espíritu divino.

Su fecha y lugar de nacimiento, pese a haber pasado a la historia con el apellido “de Rotterdam”, es un poco incierto. Vino al mundo un octubre de algún año no precisado entre 1467 y 1469, quizás en Rotterdam, quizás en Gouda, ambas de Holanda, famosa esta última por los quesos que llevan su nombre. Y falleció en la ciudad suiza de Basilea, en 1536.

Teólogo, filósofo, traductor, ensayísta, literato, ordenado sacerdote en 1492, año del Descubrimiento, y tuvo el privilegio, más adelante, por dispensación del papa León X de no vestir hábito de monje. Viajero infatigable, visitó Inglaterra e Italia en repetidas ocasiones, también Alemania y Bélgica. Erasmo se encargó de la edición de autores clásicos y religiosos, y en muchos casos fue comentador de sus ediciones.

Así hablaba Erasmo

  1. “La paz más desventajosa es mejor que la guerra más justa”.

  2. “La felicidad consiste, principalmente, en conformarse con la suerte; es querer ser lo que uno es”.

  3. “La filosofía es una meditación de la muerte”.

  4. “Una buena gran parte del arte del bien hablar consiste en saber mentir con gracia”.

  5. “Para el hombre dichoso, todos los países son su patria”.

  6. “La sabiduría de este mundo es la madre y raíz de todos los males”.

  7. “La verdadera amistad llega cuando el silencio entre dos parece ameno”.

  8. “En el estudio no existe la saciedad”.

FRANCISCO CELIS ALBÁN
EL TIEMPO




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook