Los trabajadores de Finnair de El Prat mantienen la huelga el 18, 19, 25 y 26 de agosto


Avión de Finnair.
FINNAIR


Los trabajadores de la aerolínea finlandesa Finnair del Aeropuerto de El Prat mantendrán la huelga convocada para los días 18, 19, 25 y 26 de agosto y 1 y 2 de septiembre, después de que la subcontrata de la aerolínea y el sindicato USOC no hayan llegado este viernes a un acuerdo en la reunión de mediación.

Según fuentes del sindicato, la negociación con la empresa Atlas, dependiente de la oficina de trabajo temporal Adecco Outsourcing, “ha avanzado en algunos aspectos”, aunque de forma “insuficiente”, por lo que la plantilla mantiene la convocatoria de huelga en vista a la siguiente reunión, que se celebrará el próximo 14 de agosto.

Por su parte, fuentes de la empresa Adecco han señalado que la negociación avanza con un consenso en el 80% de las cuestiones discutidas, especialmente en “aspectos sociales”, y que ambas partes tienen voluntad de diálogo.

Asimismo, Adecco ha subrayado que la huelga todavía no está formalmente decidida, y que será a partir del resultado de la reunión del próximo día 14 cuando se decidirá su convocatoria.

Tripulantes de cabina

De entre todas las peticiones de la plantilla, de unos 50 trabajadores, USOC ha asegurado que la empresa “ve posible” reconocer su categoría profesional de tripulantes de cabina, ya que en el convenio actual aparecen como auxiliares administrativos, una situación que, según el sindicato, “somete a los trabajadores a una gran precariedad”.

Además, el sindicato denuncia que la condición de auxiliares administrativos que fija el convenio impide que “se reconozcan los riesgos laborales de la profesión” e impone unas condiciones que no se adecúan “a las particularidades del sector aéreo”.

Adecco ha destacado que la aerolínea Finnair dispone, además de la base de Barcelona, la principal en España, otra base en Madrid que cuenta con entre 20 y 25 trabajadores que sí han aceptado el convenio propuesto por la empresa, mediante el mismo sindicato USO, por lo que “las condiciones no pueden ser tan malas”.

Un ejemplo de la precariedad del convenio, según USOC, es el caso de las trabajadoras embarazadas, ya que las tripulantes de cabina que se quedan en estado de gestación suelen recibir la baja inmediata por el peligro que supone para ellas el trabajo aéreo, pero al ser consideradas auxiliares administrativas resulta “muy difícil” que los facultativos les concedan la baja.

Fuentes de Adecco han considerado que esta información esta “poco contrastada”, porque la decisión de dar la baja a un trabajador se toma en función de su labor real en la empresa, no por lo que se detalla en su nómina.

Por ello, Adecco ha señalado que si han habido casos de trabajadoras embarazadas a las que se le ha negado la baja inmediata, entonces el incidente debería ser considerado una “negligencia médica” y no una responsabilidad de la empresa.

Condiciones salariales

Según las fuentes consultadas, durante la reunión no se han resuelto las reclamaciones de mejora de las condiciones salariales, pues USOC denuncia que los sueldos de los tripulantes de cabina rondan entre los 1.200 y los 1.500 euros, una cantidad “por debajo incluso de los de compañías de bajo coste”.

En cambio, Adecco ha señalado que los salarios de los trabajadores no se encuentran por debajo de la media del sector, y que, de hecho, USOC firmó un convenio con un salario menor con otra aerolínea “bastante conocida”.

Tampoco se han hecho progresos en otras cuestiones relacionadas con el sistema de turnos, descansos y operatividad, pero tanto USOC como Adecco confían en que se lleguen a nuevos acuerdos en la reunión del día 14.

Finnair realiza cuatro trayectos diarios, dos en cada sentido, entre Barcelona y Helsinki, la capital filandesa, y seis trayectos los sábados y los domingos, y el número de pasajeros afectados por vuelo es de unos 200.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook