Lula no se entrega en el plazo previsto en el auto de prisión


Imagen de archivo del expresidente de Brasil Luis Inácio ‘Lula’ da Silva.
EFE


El expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva no se entregó a la Policía en el plazo dado por el juez federal Sergio Moro y permanece atrincherado en la sede de un sindicato en Sao Paulo.

El auto de prisión dictado por el juez Moro daba de plazo hasta las 21 horas (hora peninsular española) de este viernes para que Lula se entregara voluntariamente para cumplir una condena de 12 años de cárcel por corrupción.

Lula, acuartelado desde la tarde del jueves en la sede del Sindicato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, su cuna política, permaneció en la edificación sin dar pistas sobre si se entregará más tarde o si esperará que la Policía lo busque.

El desacato genera una gran tensión debido a que habilita a las autoridades a llevar a cabo una operación para intentar capturarlo, aunque portavoces de la Policía Federal dijeron que proseguirán las negociaciones con la defensa del expresidente antes de intentar alguna operación de captura.

Según la legislación brasileña, una orden de captura solo puede ser cumplida entre las 06.00 y las 18.00 hora local (22.00 hora peninsular española), con lo cual si Lula no se entrega, serán las autoridades las que pasarán a tener un plazo de una hora para arrestarle.

En caso de que no lo hagan en ese periodo, tendrán que esperar hasta la próxima semana para cumplir la orden.

De acuerdo con fuentes judiciales, tras la negativa a entregarse, el histórico dirigente perdió el derecho a los beneficios que le había concedido el juez, como una celda especial en la que estará aislado de los demás presos.

Su partido lo defiende

La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, dijo que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva no incumplió ninguna orden judicial al dejar pasar el plazo que le dio la Justicia para entregarse y que prefirió permanecer en lugar público conocido por las autoridades.

“No hay por parte de Lula ningún incumplimiento de una orden judicial. A él le fue dada por el juez la opción de ir a Curitiba a entregarse y no ejerció ese opción”, afirmó la parlamentaria en entrevista que concedió a periodistas media hora después de concluido el plazo que tenía el expresidente para entregarse.

“El está aquí, en la sede del sindicato (de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo), que es un lugar público. Todo el mundo sabe dónde está y aquí permanecerá junto con la militancia“, agregó.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook