Ordenan reintegrar a mujer piloto de Acdac a Latam – Cortes – Justicia


Luego de un proceso legal de más de un año, la Corte Constitucional le ordenó a la aerolínea Latam Airlines Colombia S. A. reintegrar a Ana Margarita Mc Brown Vásquez, quien desde el 2007 laboraba como aviadora en Latam hasta que la aerolínea, en marzo del 2016, terminó unilateralmente su contrato.

Mc Brown interpuso una tutela por considerar que su despido vulneró sus derechos fundamentales a la vida, a la salud, a la igualdad, al trabajo en condiciones dignas y justas, al debido proceso, a la libertad de asociación sindical y sindicalización, a la negociación colectiva y a la protección especial a la mujer.

Según la tutela de la mujer, citada en la sentencia T-293 del 2017, su despido “se configuró con ocasión de su afiliación a la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac), no tuvo en cuenta disposiciones de la convención colectiva que le favorecían, pasó por alto condición de salud al momento de notificarle la terminación del contrato y obedeció a un acto de discriminación de género”.

Luego de 9 años laborando para esta aerolínea, en noviembre del 2015 a Mc Brown, que tenía cargo de copiloto, le notificaron sobre la posibilidad de un ascenso a comandante de la flota A320, y ella aceptó. A su juicio, esta situación generó molestia en sus compañeros superiores por su “condición de mujer en un ambiente laboral de hombres”.

En 2016 realizó varios cursos de entrenamiento en los que, según relató en la tutela, fue víctima de constantes hostigamientos por parte de varios de sus superiores, quienes la acosaron laboralmente y, según ella, ocasionaron que tuviera bajas calificaciones en las pruebas que debía realizar para ascender.

El 20 de marzo del 2016, Mc Brown fue notificada de que debía hacer una diligencia de descargos por las bajas calificaciones. Sin embargo, al día siguiente fue incapacitada por un dolor lumbar. El 21 de marzo, ante los hostigamientos que la piloto supuestamente recibía, decidió unirse a la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac) y el 22 fue afiliada a la institución.

Según denunció la afectada, el 23 de marzo se le notificó a la empresa de la afiliación sindical de la piloto, quien continuaba incapacitada, y más tarde la empresa terminó unilateralmente el contrato a término indefinido de Mc Brown.

En la tutela, que había sido rechazada en primera y segunda instancia por juzgados de Bogotá, la mujer pedía a Latam permitirle continuar con el proceso de capacitación para el ascenso al cual se postuló, además de pagarle los salarios, prestaciones sociales y aportes parafiscales, adeudados desde el día del retiro hasta la fecha del reintegro efectivo, y cancelarle la indemnización equivalente a 180 días de salario con ocasión de la terminación unilateral del contrato sin la autorización de la autoridad laboral competente.

El reclamo finalmente llegó a la Corte, con intervención de la Defensoría del Pueblo, que solicitó a ese tribunal amparar los derechos fundamentales de Mc Brown “considerando que se trata de un asunto de relevancia constitucional en cuanto al reconocimiento y garantía de los derechos de las mujeres”.

En el documento de la sentencia se incluyeron las posturas que en su momento tuvo la aerolínea, para la cual el despido de la mujer tuvo justa causa. Por ejemplo, argumentaron que no existió discriminación de género, que no tenían conocimiento de la afiliación de la accionante al sindicato y que Mc Brown no se encontraba en estado de debilidad manifiesta al momento de la terminación unilateral del contrato, como ella lo dijo, por tener incapacidad médica al momento de su despido.

Según dijo la empresa, el despido de la mujer, que además le fue notificado por correo certificado, tuvo que ver con haber sido calificada insatisfactoriamente en varias evaluaciones por diferentes personas, a pesar de que al principio mostraba buenos avances en su capacitación.

Por otra parte, la empresa dijo que no es cierto que la señora Ana Margarita Mc Brown Vásquez haya sido discriminada por ser mujer, añadiendo que la compañía cuenta con 890 mujeres de las cuales 9 ostentan el cargo de piloto. Esto, frente a los 165 hombres que tienen esa posición.

También se incluyó la posición de Acdac, que argumentó, entre otras cosas, que al afiliarse Mc Brown al sindicato era beneficiaria de los derechos colectivos del laudo arbitral vigente entre la Acdac y Latam. No obstante, la empresa, ante la pérdida del examen para ascenso no le ofreció a la accionante las opciones de optar por continuar volando en el mismo equipo o ser nuevamente calificada.

Finalmente, la Corte Constitucional decidió tutelar el derecho fundamental al debido proceso de Mc Brown, declarando ineficaz la terminación unilateral del contrato por parte de Latam, a la cual ordenó reintegrar a la aviadora en un puesto igual al que tenía antes de ser despedida.

Sobre las pretensiones económicas de Mc Brown, la Corte expresó que eran situaciones que debían resolverse en la jurisdicción ordinaria laboral.

Por otro lado, la Corte también ordenó a Latam iniciar un proceso de sensibilización entre sus empleados sobre temas que involucren la igualdad y la no discriminación de género en el mundo laboral de la aviación comercial.

ELTIEMPO.COM




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook