Perro murió de un disparo en Medellín, al parecer en manos de la Policía – Medellín – Colombia


Una familia de Medellín sufre un doble dolor: la muerte de su perro Bruno, por causa de un disparo, y la ausencia del cuerpo que desapareció del lugar donde lo mataron. Dayana Pérez, dueña del animal, pide que le digan dónde está el can para poder enterrarlo y superar el sufrimiento.

El hecho ocurrió en el barrio Campo Valdés, el pasado domingo. Dayana contó que llegó a su casa en la madrugada y no encontró al perro, de raza bull terrier, en la vivienda. Sin embargo, no se había percatado que había salido del lugar. Tras mucho buscarlo y no hallarlo, le pidió a personas cercanas que le ayudaran a difundir el caso en redes sociales.

Fue una sobrina de su esposo quien le envió un video que estaba circulando, en el que se veía a un perro que murió tras recibir un disparo. Cuando lo vio, se dio cuenta de que se trataba de su mascota, la cual llegó a la familia cuando tenía 17 días de nacida y que permaneció con ellos durante seis años.

Indagando con los vecinos, a Dayana le contaron que un policía le disparó al perro, pero tras buscar información, aseguró, en el cuadrante no le dijeron exactamente cuál uniformado estaba de turno en ese momento y atendió el caso. “Fuimos a la Fiscalía a poner la denuncia, están diciendo que el perro agredió a alguien y que por eso le dispararon, pero nadie ha escrito ni aparecido para que le podamos responder por los daños causados”, dijo la mujer.

Entre tanto, el coronel Jaime Perdomo, jefe de Protección y Servicios Especiales de la Policía Metropolitana, explicó que sus hombres llegaron hasta el lugar por denuncias ciudadanas que indicaban que el perro estaba atacando a unas personas. Dijo también que tres personas fueron agredidas por el canino y que hay denuncias formales por el caso, así como un dictamen médico de la atención. 

En realidad esto es muy duro, no se trata solo de una mascota, Bruno era parte de la familia

Sobre por qué el cuerpo desapareció del lugar, el coronel sostuvo que los policías se retiraron un momento para ver a los afectados y que cuando regresaron este ya no estaba allí. 

Por su lado, Pérez concluyó que solo pide que le devuelvan el perro, pues su hijo de 17 años, quien había recibido la mascota en una navidad cuando tenía 11, está muy mal emocionalmente. “En realidad esto es muy duro, no se trata solo de una mascota, Bruno era parte de la familia”, puntualizó. 

MEDELLÍN




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook