Preocupación en la ciudad por un caso de sarampión en una beba







La paciente, de ocho meses, no viajó a una zona de riesgo, por eso investigan si es autóctono; en el país, el último registro fue hace 18 años




Luego de que se detectó en la ciudad un caso de sarampión en una beba de ocho meses sin antecedentes de viaje, el Ministerio de Salud porteño emitió anteayer una alerta epidemiológica. Y ahora las autoridades sanitarias investigan si se trata de un caso autóctono. Es decir, si el contagio se produjo por el contacto de la beba con una persona que tampoco estuvo en un país donde hay circulación de la infección .





“De ser así el potencial de propagación del virus es mucho mayor”, explicó el médico Daniel Ferrante, subsecretario de Planificación Sanitaria de la Ciudad.

Desde 2000 que en la Argentina no se registran casos autóctonos de sarampión, aunque sí los hubo importados, o sea, contraídos directamente a través de alguien que había estado en un sitio afectado por el virus.



En América Latina la enfermedad se había erradicado en 2016. Pero al año siguiente se registró un caso en Venezuela, que ahora atraviesa un brote de la infección, con más de 700 casos confirmados a la fecha (ver aparte). En total, en América Latina ya hay registros de la enfermedad en nueve países. En Brasil y Colombia los casos llegaron desde Venezuela.





Ferrante explicó que la principal hipótesis con la que trabajan es que se trataría de un caso autóctono, aunque aclaró que aún falta concluir las investigaciones.





La paciente empezó con tos y fiebre el jueves de la semana pasada. El lunes fue controlada en un sanatorio privado, donde quedó internada, y debido a los síntomas, se notificó del caso a la Gerencia Operativa de Epidemiología, que tras unos estudios confirmó el caso de sarampión.



Entonces, se procedió a rastrear la fuente de la infección. Para eso están citando a las 70 personas que, según se calculó, mantuvieron algún contacto cercano con la beba, que asiste a un jardín maternal en Almagro. Si alguno de esos casos diera positivo, se averiguará si esa persona visitó una zona de riesgo. Aunque por el momento ninguno de los citados presentó síntomas ni viajó a esos lugares.

“Por ahora no se sabe de quién se contagió la beba”, dijo Ángela Gentile, jefa de Epidemiología del Hospital de Niños Dr. Ricardo Gutiérrez y presidenta de la Comisión de Certificación para la Eliminación del Sarampión. Agregó que se está investigando si la paciente pudo tener contacto con alguien que viajó a alguna zona afectada.



La beba no está vacunada contra la enfermedad porque la primera dosis de la vacuna triple viral, que previene el sarampión, la rubéola y las paperas, se aplica recién al año de vida, en tanto que el refuerzo se da entre los cinco y los seis años.

“No es tan fácil encontrar en un día feriado [por ayer] a la persona que contagió a la beba. Pero estimamos que entre el domingo y el lunes ya se habrá citado a todas las personas que estuvieron en contacto con ella”, explicó Gentile. Y aclaró que más que generar preocupación, el caso sirve para no relajar las acciones preventivas.


Vacuna

Desde la Gerencia Operativa de Epidemiología del Ministerio de Salud porteño explicaron que el sarampión es una enfermedad viral aguda extremadamente contagiosa. Sus síntomas son: fiebre, conjuntivitis, tos y erupción generalizada, entre otros. El modo de transmisión es fundamentalmente de persona a persona, por diseminación de “gotitas” de saliva a través del aire.

“No se contagia por un contacto breve, como los que se producen en la vía pública. Hace falta un contacto cara a cara. La transmisión es por vías respiratorias y se produce en ambientes cerrados”, precisó Gentile.

En 2017, en Europa se cuadruplicó el número de casos de sarampión con respecto a 2016: hubo 21.315, de los que el 72% se concentró en Rumania, Italia y Ucrania. Se estima que el aumento se debió a que se flexibilizó la vacunación debido al creciente movimiento “antivacunas”.

Ferrante explicó que tomar la decisión de no vacunar a un hijo, además de poner en riesgo su salud, también compromete la de quienes están en contacto con él. En tanto que el brote venezolano podría deberse a que por la crisis que atraviesa ese país haya problemas de acceso al sistema de salud.

Y aunque no hay un tratamiento específico, esta enfermedad puede prevenirse con la vacunación oportuna de la población.

La Argentina presenta una tasa alta de vacunación. “Arriba del 93% de los habitantes recibió la vacuna triple viral”, explicó Gentile, y aclaró que la principal medida preventiva consiste en vacunar en tiempo y forma.

En efecto, la alerta emitida por el Ministerio de Salud porteño tiene como fin “informar sobre la situación, difundir las recomendaciones para los vecinos de la ciudad y los viajeros, e instar a los equipos de salud a intensificar la vigilancia epidemiológica”.


Advertencia de la OMS a Europa

La Organización Mundial de la Salud alertó sobre el repunte del sarampión en Europa en 2017. Entonces, se registraron 35 muertes y 21.315 casos, un 400% más que el año anterior, cuando se contabilizó un mínimo histórico: 5273. “Esto es una tragedia que no podemos aceptar”, lamentó la directora de la oficina europea de la OMS, Zsuzsanna Jakab, luego de presentar el informe en el marco de una reunión ministerial sobre vacunas el mes pasado.














temas en esta nota


¿Te gustó esta nota?







MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook