Reclutamiento de menores en Colombia – Investigación – Justicia


La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA), que apoya la construcción de la paz en Colombia y está en terreno para supervisar los acuerdos logrados con las Farc, destacó el trabajo logrado por el gobierno y la guerrilla y, a su vez, advirtió la continuidad de delitos como el reclutamiento de menores.

El informe se logró con 1.507 misiones a terreno, en 627 centros poblados (veredas y corregimientos) del país en 190 municipios de 17 departamentos durante el 1 de febrero al 31 de agosto de 2017Estas son algunas de las claves:

Reclutamiento y otros delitos

La Mapp- OEA advierte que persiste la violencia y las graves afectaciones humanitarias a la población civil en departamentos como Chocó y en zonas como el Bajo Cauca Antioqueño y Catatumbo, donde hay confinamiento y desplazamiento forzado.

Respecto al reclutamiento forzado o vinculación de niños, niñas y adolescentes se ha monitoreado el incremento de esta dinámica en zonas rurales apartadas y caracterizadas por una baja oferta de oportunidades laborales o desarrollo personal. Las prácticas de reclutamiento continúan por parte de actores armados ilegales, muchos de los cuales han incrementado esta práctica con el interés de fortalecer su estructura y ocupar territorios dejados por las Farc”, dice.

“También es motivo de preocupación la continuación y, en algunos casos, exacerbación de eventos de violencia dirigidos a mujeres y niñas en Nariño, Cauca, Caquetá, Arauca, Córdoba y Sur de Bolívar. Acciones violentas como feminicidios, violencia sexual, desplazamiento forzado y amenazas están generalmente relacionadas con la llegada de hombres bajo una lógica de guerra. En la mayoría de casos las mujeres afectadas se abstienen de denunciar por temor a ser estigmatizadas o por considerar que sus denuncias no tendrán ningún efecto. Alarma que en el caso de lideresas, estas suelen ser víctimas de amenazas dirigidas no solo a su integridad física sino también a la de sus familias”, agregó.

Paz

La dejación de armas y la desaparición de las Farc como actor armado ilegal ha generado una percepción inicial positiva. Casi 12.000 integrantes de las Farc están en proceso de reincorporación. Más de 9.000 armas han salido de circulación; armas que no están amenazando, asesinando y hostigando a personas y comunidades, lo que es extremadamente destacable”, indica el informe.

Atención en fronteras

La OEA y la Mapp/OEA hacen un llamado a prestar atención a las zonas de frontera, y en especial a las dinámicas relacionadas con la presencia y actuar de actores armados ilegales.

Preocupa los acontecimientos que se han venido presentando en la frontera colombo-venezolana, en especial el recrudecimiento de los hechos de violencia en regiones como El Catatumbo, donde la población civil se ha visto especialmente afectada por la disputa de actores armados ilegales por el control de la zona, traduciéndose en masacres, homicidios, amenazas, confinamiento, restricciones a la movilidad y desplazamiento forzados”, agregó. 

Protección de líderes

El informe sostiene que persisten los asesinatos, amenazas, atentados, desplazamientos y estigmatizaciones contra representantes de organizaciones defensoras de derechos humanos, de víctimas, sociales, comunales, étnicas y campesinas.

Disidencias de Farc

La Mapp- OEA identificó la permanencia de grupos o personas que continuaron denominándose como Farc. “Esto no sólo aumenta el potencial de violencia y criminalidad en los territorios donde hacen presencia, sino que afecta las expectativas y credibilidad frente al proceso de paz”, señala.

Y agrega que “en territorios como Guaviare, el sur del Meta y el norte de Antioquia continúa existiendo el imaginario de que las estructuras disidentes se mantienen como reserva de las exFarc, en caso que la implementación del acuerdo final fracase”.

ELTIEMPO.COM




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook