#YoTambién, #MeToo, etiquetas para denunciar abusos sexuales | La Patria


La actriz estadounidense Alyssa Milano sugirió en Twitter que las víctimas de agresión sexual hicieran constar que lo eran para concienciar sobre esta lacra, a tenor del escándalo en torno al productor Harvey Weinstein, y sus respuestas inundan desde hace dos días las redes sociales con miles de “me, too” (yo también).

“Si has sido acosada o abusada sexualmente, escribe “yo también” como respuesta a este tuit”, escribió Milano en la tarde del lunes, con un mensaje en el que indicaba que a través de estas dos palabras se podría dar cuenta de la “magnitud del problema”.

Tan solo 24 horas después, el mensaje de la actriz cuenta con casi 60.000 réplicas, la etiqueta ·MeToo ha sido tuiteada casi 500.000 veces, hay unas ocho millones de menciones en Facebook y otras partes del mundo se han hecho eco al traducir la iniciativa a “Yo también”.

“Un momento puede crear un movimiento. Este es nuestro momento. Este es nuestro movimiento. ·MeToo”, dijo a través de su cuenta Milano ante la avalancha de mensajes, que abarcan personas anónimas y otras celebridades como las actrices Anna Paquin o Debra Messing.

Aunque la mayoría de mensajes son compartidos por mujeres, también hay muchos hombres que se han unido a la iniciativa para hacer constar o relatar sus experiencias de agresión o simplemente solidarizarse con las víctimas.

“Lo que los hombres deberían aprender de la campaña ·metoo no es que las mujeres en su vida necesitan más protección, sino que los hombres necesitan una reeducación”, opinó el usuario Wil Reed.

“Desgraciadamente, necesitamos una maldita campaña de “hashtag” para que la gente crea que el acoso/agresión sexual es un problema”, lamentó la usuaria Spookylady.

Milano actuó durante años en la serie “Embrujadas” junto a la también actriz Rose McGowan, una de las mujeres que estos días han acusado públicamente al productor Harvey Weinstein de acoso y, en su caso, de violación.

No obstante, Milano indicó en un ensayo la semana pasada que pronunciarse sobre Weinstein era “complicado” para ella por “razones personales”, puesto que es amiga de la esposa del productor, la diseñadora Georgina Chapman, quien anunció que abandonaba a su marido a tenor del escándalo.

A principios de octubre sendos reportajes de The New York Times y The New Yorker abrieron la veda sobre el cofundador de Miramax y The Weinstein Company, cuyo historial de abusos sexuales se extendía por décadas.

Desde entonces, decenas de mujeres han acusado públicamente de agresión sexual al poderoso productor de Hollywood, que fue recientemente expulsado de la Academia de Hollywood y cuyo comportamiento ha sido condenado por personajes públicos de la talla del expresidente Barack Obama o la excandidata demócrata Hillary Clinton. 

Escándalo en Hollywood

La industria audiovisual estadounidense vive inmersa en una gran polémica tras el enorme escándalo que rodea a Harvey Weinstein, uno de los productores más poderosos de Hollywood y que está envuelto en decenas de casos de abuso y acoso sexual.

Después de que Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow, Ashley Judd o Asia Argento, entre muchas otras, denunciaran desde presuntos comportamientos sexuales abusivos a supuestas violaciones por parte de Weinstein, numerosas mujeres han dado un paso al frente para compartir sus propias experiencias de agresiones.

Jennifer Lawrence participó el lunes en Los Ángeles en una gala de la revista Elle dedicada a las mujeres en Hollywood, en donde la actriz recordó experiencias “degradantes y humillantes” que ha vivido a lo largo de su carrera en el cine.

Así, contó que una productora la obligó a desnudarse junto a “unas cinco mujeres que eran mucho, mucho más delgadas” que ella.

“La productora me dijo que debería usar esas fotos mías desnuda como una inspiración para mi dieta”, afirmó.

La ganadora del Óscar por “Silver Linings Playbook” (2012) también aseguró que, en otra ocasión, le pidieron que perdiera casi siete kilos en dos semanas.

En otro episodio, y tras quejarse ante un productor del régimen de adelgazamiento que le exigían, el ejecutivo le dijo a Lawrence que no entendía “por qué todos pensaban” que estaba gorda cuando, en su opinión, “estaba perfectamente ‘follable'”.

Por su parte, la actriz Reese Witherspoon dijo en el mismo evento que fue agredida por un director cuando tenía 16 años.

La vencedora del Óscar por “Walk the Line” (2005) explicó la ira que sintió contra los agentes y productores que le hacían ver que “el silencio” era una condición de su empleo.

“Ojalá pudiera decirles que fue un incidente aislado en mi carrera, pero tristemente no fue así. He tenido múltiples experiencias de acoso y agresión sexual y no hablo de ello demasiado a menudo”, indicó.

También en el acto de la revista Elle, la presidenta de Lucasfilm, Kathleen Kennedy, apostó por la creación de una comisión encargada de idear nuevos mecanismos de protección para evitar el abuso y el acoso sexual en Hollywood.

La ejecutiva detrás de las películas de “Star Wars” pidió que en esa comisión se involucre toda la industria, de estudios a sindicatos pasando por agencias de talento.

“Este tipo de abuso es epidémico. En todos los sectores de la industria y en toda nuestra sociedad. Tenemos que actuar para cambiarlo. Deberíamos haber actuado hace mucho tiempo. Tenemos que actuar ahora”, dijo.

A través de un mensaje en Instagram, la actriz latina America Ferrera desveló que sufrió su primera agresión sexual cuando tenía nueve años por parte de un hombre adulto.

“Rompamos el silencio para que la próxima generación de chicas no tenga que vivir con esta mierda”, pidió Ferrera.

Estas nuevas revelaciones por parte de estrellas de Hollywood llegan de forma paralela al gran crecimiento en las redes sociales de la campaña “me too” (“yo también”), que promulgada por la actriz Alyssa Milano invita a las mujeres de todo el mundo a denunciar casos de agresión sexual.

“Si has sido acosada o abusada sexualmente, escribe ‘yo también’ como respuesta a este tuit”, escribió Milano el lunes para dar comienzo a una campaña que ha tenido un importante eco en otras redes como Facebook o Instagram.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook