Cómo será el trámite de la ley de financiamiento en el Congreso – Sectores – Economía


En las próximas cuatro semanas los parlamentarios trabajarán a toda máquina, de lunes a jueves, por cuenta de la reforma tributaria 2018 o ley de financiamiento, tanto en encuentros de los ponentes con el Gobierno como en las sesiones de las comisiones económicas conjuntas, la primera de las cuales será hoy en el Congreso.

El propósito es lograr el estudio y la votación de este controvertido proyecto antes de que terminen las sesiones ordinarias del Legislativo, el 16 de diciembre. Pero ya en los pasillos del parlamento se habla de necesitar sesiones extras, teniendo en cuenta que aún están pendientes el debate y la votación del proyecto de Presupuesto de Regalías.

Durante el primer acercamiento de los parlamentarios con la reforma, que se dio ayer en privado, se definieron cronogramas y metodologías por seguir, al igual que se establecieron cuatro puntos, que serán estudiados en profundidad por subcomisiones.

El objetivo es abordar de esa manera la controvertida propuesta que busca recaudar 14 billones de pesos a través de una transformación profunda del IVA
y de varios ajustes al impuesto de renta de personas naturales, además de descargar el peso que llevan las empresas en materia de gravámenes.

Los ejes del análisis

Según contó el senador Jhon Milton Rodríguez, uno de los ponentes, la aspiración es que en la última semana de noviembre, por tarde, se esté votando en primer debate, para luego seguir rápidamente con el trámite en plenarias (en las dos primeras semanas de diciembre). Desde el punto de vista de la metodología, los coordinadores ponentes, los ponentes y la comisión en representación del Gobierno definieron organizar la discusión en cuatro temas: el impuesto a las personas naturales; tributación de las personas jurídicas; evasión, y las posibles fuentes de ingreso para obtener los 14 billones de pesos que le faltan al Presupuesto del 2019.

La jornada de hoy, en las comisiones económicas conjuntas (terceras y cuartas), será para la presentación de la propuesta, por parte del Gobierno,
ante todos los integrantes de estas comisiones, que son quienes las estudian y votan en primer debate los proyectos financieros.

Es así como el Gobierno tendrá que tratar de convencer las razones por las cuales plantea gravar con IVA del 18 por ciento durante dos años el 80 por ciento de la canasta familiar, lo que desde ya, según expresó el senador Gustavo Bolívar, no tiene futuro.

“Hay consenso entre todos los partidos, que no se respaldará el IVA a la canasta y que hay otras fuentes para financiar los 14 billones de pesos que faltan para 2019.
Por ello, propusimos al Gobierno retirar el proyecto y trabajar con más tiempo una reforma estructural”, indicó.

Según Fernando Araújo, uno de los coordinadores ponentes de la propuesta, en las discusiones se pondrá especial énfasis en la reforma que necesita la Dian para su modernización y fuerza, de manera que logre combatir más la evasión.

Esta, precisamente, es una de las alternativas en las que coinciden los parlamentarios para financiar el presupuesto del próximo año. Inclusive, en el encuentro del Ejecutivo con el Legislativo, la Dian se habría comprometido a reducir la evasión en un 10 por ciento, tras expresar que la cifra que se deja de percibir por este flagelo es de 26 billones de pesos.

Por su parte, el senador Rodríguez indicó que su bancada (Colombia Justa y Libre) –al igual que la de Bolívar– tiene una propuesta alternativa. “Para nosotros es inadmisible la idea del IVA, por ejemplo, a los cuadernos cuando hay posibilidades de revisar exenciones a varios sectores de la economía o unificar el impuesto a los dividendos en un 15 por ciento”, sostuvo Rodríguez.

La evasión al IVA actual es multimillonaria

Fuentes conocedoras de la tributación, con base en cifras de la Dian, dicen que si en el 2017 la facturación en la economía fue de 579 billones de pesos, el recaudo por IVA debió ser de 57 billones en promedio, mientras que solo llega a 30 billones. Explican que la facturación ficticia para generar créditos de IVA es uno de los caminos usados para evadir.

“Gastos como los consumos personales de los dueños de grandes compañías tienen IVA del 19 %, pero son llevados a la contabilidad de la empresa para generar un crédito de IVA. Esta situación es una de las razones del menor recaudo y termina como un subsidio de facto al consumo suntuoso de quienes más tienen”, indicó un experto consultado.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook