Consejo de Judicatura seguiría “vivo y coleando”


El partido de gobierno llegará dividido a los debates que le faltan a la iniciativa

______

La eliminación del Consejo Superior de la Judicatura y la creación del Tribunal de Aforados están en entre dicho al llegar la reforma judicial a sus tercero y cuarto debates en la Cámara.

Específicamente, las posibilidades de que se modifique el gobierno de la Rama Judicial se verán muy disminuidas si el Centro Democrático llega dividido a la votación, como se desprende del anuncio de la senadora Paloma Valencia de que trabajará en pro de que su colectividad no apoye la propuesta del Ejecutivo.

“Yo personalmente no apoyo la eliminación del Consejo Superior de la Judicatura y considero que se hundió. Tratarán de revivirlo, pero hay poco ambiente para que se haga”, le dijo Valencia a EL NUEVO SIGLO.

La congresista reiteró su inconformismo con la actuación de la ministra de Justicia, Gloria María Borrero, encontrando “muy grave que un tema como el Tribunal de Aforados, que es acabar con la justicia para los de cuellos blanco, no haya tenido un apoyo decidido por parte del Gobierno, porque fue una promesa del presidente Iván Duque y lamento mucho que la ministra de Justicia no lo haya entendido así”.

Seguramente no toda la bancada uribista comparte la posición de Valencia, pero lo mínimo que puede pasar es que el partido de gobierno esté divido frente al tema en la Cámara, tanto en la Comisión Primera como en la plenaria.

Algunos dudan

¿Y las demás bancadas? En la del Partido Social de Unidad Nacional (La U), el representante por La Guajira Alfredo Deluque, sostuvo que “ese es un tema que hay que mirarlo de manera integral en la reforma y vale la pena estudiarlo. No es la primera vez que se plantea y vamos a esperar que ese proyecto llegue a la Cámara para estudiarlo de manera integral”.

Y en lo que tiene que ver con la creación del Tribunal de Aforados, anotó que “ese me parece un punto importante para que se les den las garantías a todos los procesados”, precisando que “hay que hacer una reforma que no solamente sea material, sino sustancial, para que se dé una segunda instancia verdadera”.

Los conservadores también están pendientes de tomar posiciones frente al tema. Su vocero, el representante cordobés Wadith Alberto Manzur, le manifestó a este Diario que “la bancada de la Cámara no se ha sentado a analizar el tema de la reforma y lo que hacemos es que esperamos que llegue a la Comisión Primera y cuando esté ahí el partido se sentará con los miembros de la Cámara en la Comisión Primera y se estudiará, cómo salió del Senado”.

“Pero le quiero aclarar que el Partido Conservador no se ha sentado con ningún miembro del Consejo Superior de la Judicatura bajo ninguna circunstancia para hablar de ningún tema. Somos un partido completamente independiente, que tomaremos las determinaciones para el país, según nuestra ideología”, expuso el legislador.

Otros también dicen “no”

Cambio Radical no apoyará la eliminación, anunció el representante por Atlántico, César Lorduy.

“Nosotros no lo apoyamos”, declaró, agregando que la bancada va “a seguir insistiendo en lo que propuso Cambio Radical en su proyecto de reforma a la justicia”.

Tras señalar que en el proyecto de reforma se han incluido algunos temas propuestos por Cambio Radical y otros por parte del Gobierno, Lorduy explicó que “ahora que llegue a la Cámara obviamente vamos a seguir insistiendo en lo que se aprobó en el Senado”, reiterando que la eliminación del Consejo Superior de la Judicatura “no la vamos apoyar porque eso no hacía parte de la propuesta de Cambio Radical, entre otras porque el país no puede tener otra Corte más” y añadiendo que “el punto del Tribunal de Aforados, tampoco hizo parte del proyecto de Cambio Radical, radicado de manera inicial”.

En cuanto al Partido Liberal, es conocida su posición contraria a la eliminación del Consejo Superior de la Judicatura.

En todo caso, el representante por Caquetá, Harry González, le informó a este Medio que “estamos haciendo una ronda de diálogos con las diferentes Cortes para lograr identificar si hubo o no concertación entre el Gobierno nacional y la Rama Judicial, respecto a la reforma a la justicia”.

“A nosotros nos parece que lo fundamental de una reforma a la justicia es garantizar que haya más eficiencia en la justicia en Colombia y mayor cobertura en la administración de justicia. Que los ciudadanos sepan que pueden acudir a la justicia de manera eficiente y puntual”, sostuvo.

 “Si fue hundido en Senado no creo que se pueda revivir. Lo que ha sido negado no se puede revivir”, planteó el representante por Bogotá, Germán Navas, del Polo Democrático, quien se declarará impedido para votar el respectivo artículo ya que su hijo trabaja como magistrado auxiliar en el Consejo Superior de la Judicatura.

“Yo no sé todavía qué es lo que se está haciendo” en la reforma a la justicia; “no la he visto. Ojalá sea una reforma judicial y no de cargos”.

¿Y si se hunde?

La ministra Borrero indicó que tanto la creación del Tribunal de Aforados como la eliminación del Consejo Superior de la Judicatura aún se pueden revivir en cualquiera de los debates restantes.

Ante los medios de comunicación la funcionaria no descartó dar un paso al costado en caso de hundirse la reforma.

“No sé. De pronto volvería a insistir en marzo, pero indudablemente yo sé que uno de los aspectos que motivó al presidente Iván Duque a hacerme parte de su gabinete es por la reforma a la justicia y si esto no prospera hablaré con él y le pondré, como siempre lo tiene, el cargo a su disposición”, expresó.

 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook