El nuevo método del Banco Mundial para medir la riqueza: Chile es el mejor ubicado de América Latina


¿Cómo se mide el valor y el éxito de una economía? La medida más conocida es el producto interno bruto (PIB): el valor monetario de los bienes y servicios que una economía produce en un periodo determinado.

Pero desde la crisis financiera de 2008 el uso del PIB ha sido muy cuestionado, porque puede subir -indicando crecimiento- al mismo tiempo los ingresos reales de la gente disminuyen.

Y esto ha hecho que muchos se pregunten si la economía realmente está funcionando a su favor.

Por ello el Banco Mundial decidió recurrir a una nueva forma de medir el éxito de una economía, que no tiene que ver con dólares y centavos.

Se trata del Índice de Capital Humano, que fue lanzado por la organización este jueves en Bali, que clasifica a los países de acuerdo a cuánto invierten en sus juventudes.

Cuanto mayor es la inversión en educación y salud, mayores son la productividad y los ingresos de la fuerza laboral, explica el Banco Mundial.

Y esto, asegura, conduce a la creación de niveles de riqueza más altos y de una economía más fuerte.

Capital humano

“El capital humano consiste en el conocimiento, habilidades y salud que la gente acumula a lo largo de su vida, permitiéndoles desarrollar su potencial como miembros productivos de una sociedad”, dice el informe.

“Esto tiene beneficios para individuos, sociedades y países”, agrega.

Para su índice de 157 países, el Banco Mundial estudió la cantidad y calidad de educación que se ofrece a los niños, así como la tasa de mortalidad entre los menores de 5 años.

El índice también considera la tasa de retraso en el crecimiento entre los jóvenes (una medida que muestra qué tan sano es un niño) y las posibilidades de que alguien al cumplir los 15 años viva hasta los 60 (la tasa de “supervivencia adulta”).

Al reunir los datos se produjo una calificación de entre 0 y 1. El 0 refleja que los niños mueren antes de comenzar el colegio y 1 que todos los niños están recibiendo un comienzo perfecto en los aspectos de educación y salud en su vida.

Y en esta nueva medición los países asiáticos dominan los primeros lugares.

Primero está Singapur (0.88), seguido por Corea del Sur (0.84), Japón (0.84) y Hong Kong (0.82).

Finlandia (0.81) e Irlanda (0.81) completan el Top 5, mientras que algunas de las mayores economías del mundo (según el tamaño del PIB) se ubican más abajo.

Alemania , por ejemplo, ocupa la posición 11 con 0.79 y Reino Unido la 15 con 0.78.

Mientras que Estados Unidos y China, las dos economías más grandes del mundo por PIB, se los encuentra hasta en la posición 24 y 46 respectivamente, con índices de 0.76 y 0.67.

América Latina

Chile es, por su parte, el país latinoamericano mejor ubicado en el Índice de Capital Humano, ocupando el lugar número 45.

Y a Chile le siguen Costa Rica en el puesto 57, Argentina en el 63 y México en el 64.

El estudio otorgó a Haití el último lugar de la región de América Latina y el Caribe, en el puesto 112, pero no incluye datos para Bolivia, Cuba y Venezuela.

Los últimos lugares de la lista de 157 países, por su parte, están dominados por África, donde las clasificaciones de capital humano son tres veces más bajas que las que gozan los países en los primeros lugares.

Níger, Sudán del Sur y Chad (0.29) ocupan los últimos tres lugares a nivel global.

Durante la presentación del informe Jim Kim, el presidente del Banco Mundial, dijo que los países “necesitan invertir más y más efectivamente en su gente”.

“No siempre es la cantidad de inversiones lo que es importante, también lo es la calidad“, dijo, y señaló que algunos países, en lugar de hacerse responsables, han estado “esperando donaciones (para programas de educación y salud) en lugar de tomar el asunto seriamente”.

“Lo que es más impactante es que incluso un país con una clasificación relativamente alta, como Reino Unido, puede obtener 22% más riqueza de su fuerza laboral si mejora su enfoque en salud, educación y entrenamiento técnico entre los jóvenes”, destacó el corresponsal de asuntos económicos de la BBC, Kamal Ahmed.

Un país con una calificación de 0.50, por ejemplo Túnez y Kenia, pueden potencialmente duplicar su creación de riqueza, indicó Ahmed.

Largo camino

El informe destaca que algunos gobiernos están dispuestos a invertir en proyectos que son rápidamente visibles para sus electores, como carreteras, en lugar de pensar a más largo plazo.

Pero afirma que con políticas sostenidas a lo largo de varias décadas, puede lograrse el progreso.

En 1950, por ejemplo, un adulto promedio en Singapur había completado sólo dos años de educación.

Hoy este país tiene uno de los mejores resultados en educación en el mundo y ocupa el primer lugar del Índice de Capital Humano.


BBC Mundo



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook