Enfermedad parecida a la polio, sin tratamiento efectivo


El antidepresivo fluoxetina (Prozac) es inefectivo para tratar un trastorno raro parecido a la polio que puede provocar debilidad muscular y parálisis en los niños, informan unos investigadores.

 En Estados Unidos, este año se han reportado 219 posibles casos de mielitis flácida aguda (MFA), y se han confirmado 80, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

 Hubo 120 casos confirmados en 2014, 22 casos en 2015, 149 casos en 2016 y 33 casos en 2017, según la agencia.

 La causa de la mielitis flácida aguda no está clara, pero algunos pacientes han estado infectados con un virus del resfriado común usualmente inocuo, llamado EV-D68.

 Los investigadores han estado buscando tratamientos posibles para la mielitis flácida aguda. Las pruebas de laboratorio mostraron que la fluoxetina tenía efectos antivirales contra el EV-D68, de forma que algunos expertos sugirieron que el antidepresivo podría ser un posible tratamiento para el trastorno.

 En este estudio, los investigadores examinaron a 56 niños (de 30 meses a 9 años de edad) que fueron tratados por la MFA en 12 centros médicos de EE. UU. entre 2015 y 2016. Se administró más de una dosis de fluoxetina a 28 pacientes, mientras que 28 no recibieron el fármaco o recibieron solo una dosis, y se consideró que no habían sido tratados.

 Se evaluó la fuerza muscular en los brazos y piernas de los niños para determinar si el fármaco era efectivo.

 Tras un seguimiento promedio de siete meses, las puntuaciones de fuerza en una escala de 0 a 20 se redujeron en 0.2 entre los niños que recibieron el fármaco, y mejoraron en 2.5 entre los del grupo sin tratar, mostraron los hallazgos.

 Los hallazgos del estudio aparecen en la edición en línea del 9 de noviembre de la revista Neurology.

 “La falta de una señal de eficacia en los tratamientos para la mielitis flácida aguda evaluados en este estudio enfatiza la necesidad de desarrollo y evaluación prospectiva de unas estrategias de tratamiento y prevención más efectivas para esta afección potencialmente devastadora”, señaló en un comunicado de prensa de la revista el autor del estudio, el Dr. Kevin Messacar, del Hospital Pediátrico de Colorado en Aurora.

 El Dr. Carlos Pardo-Villamizar, experto en enfermedades neurológicas en la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore, declaró a HealthDay News que “debemos prestar atención a esto, porque las consecuencias a largo plazo que los niños y sus padres sufren son inmensas”.

 “No se pueden ni imaginar el nivel de sufrimiento que esos niños tienen en sus vidas”, añadió.

En esta nota:



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook