Fiscalía le imputó cargos al general Humberto Guatibonza por chuzadas – Investigación – Justicia


Tres de los cuatro capturados por la Fiscalía señalados de integrar una sofisticada red de interceptaciones ilegales, desmantelada en Ipiales, Nariño, a comienzos de agosto, ya colaboran con las autoridades y llevan semanas entregando información sobre sus clientes y socios.

Las declaraciones que entregaron al ente acusador el coronel (r) Jorge Humberto Salinas, el mayor (r) Luis Mesías Quiroga y María Alicia Pinzón, considerada la hacker de la red, son claves en la investigación que llevó a la captura del reconocido general (r) de la Policía Humberto Guatibonza y dos personas de su entorno laboral.

Este jueves, durante la imputación de cargos contra Guatibonza, Julián Villarraga y Carlos Eduardo Arenas, la Fiscalía sostuvo que ellos fueron señalados por los mismos integrantes de la red como otros de los miembros de la organización ilegal. “Se encargaban de conseguir potenciales clientes de la información privilegiada obtenida ilegalmente”, indicó el fiscal del caso tras cuestionar que incluso las empresas de los capturados en Ipiales y la de Guatibonza, en Bogotá, tenían una alianza estratégica.

Las tres personas no aceptaron los cargos imputados por la Fiscalía y se irán a juicio para demostrar que son inocentes de los delitos de concierto para delinquir, utilización ilícita de redes de comunicaciones, acceso abusivo a un sistema informático, interceptación de datos informáticos, uso de software malicioso y violación de datos personales.

La Fiscalía reveló conversaciones en las que los integrantes de la red hablan del caso ‘los Vecinos’ y de una reunión en Ecuador que se aplazó porque una de las personas con la que se iban a encontrar había sido nombrada en la Secretaría de Inteligencia en Esmeraldas, lo cual favorecía sus intenciones de ampliar los servicios a ese país. Mencionan que la reunión sería clave “para consolidar una negociación”.

Incluso, dicen que había la posibilidad de que nombraran a Guatibonza en un cargo en Colombia, lo que dificultaría los acercamientos con funcionarios de Ecuador. En julio, el general retirado finalmente viajó a Quito, junto con el coronel Salinas, capturado en agosto en la primera fase de la investigación.

La red de Ipiales, de la que hacían parte tres militares retirados, habría empezado a cometer delitos con la empresa del expolicía desde septiembre del año pasado, cuando en conjunto adelantaron una investigación sobre supuestas amenazas que, a través de redes sociales, recibía el alcalde de Mesitas del Colegio, Cundinamarca.

En otro caso, según dijo uno de los testigos, Guatibonza pidió a la red ubicar los sitios desde donde estaban saliendo los mensajes de los secuestradores “de una persona con mucho dinero en Antioquia”. Por ese trabajo, añadió el testigo, no recibieron pago, pero fue la prueba de fuego para sellar la alianza. A los investigadores les llamó la atención que en una de las conversaciones los integrantes de la red se referían a unos números que serían suministrados supuestamente por el Gaula de Cali y que “esos siete números eran para el general Guatibonza”.

Aclaración de Vicepresidenta

Este jueves, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez señaló en un comunicado que Guatibonza ofreció su colaboración a su campaña presidencial y participó en 3 o 4 reuniones en la sede. “Ni él ni ningún otro oficial ha sido mi candidato para ningún cargo, ni he tenido ninguna participación ni he recomendado a nadie de la Fuerza Pública durante el gobierno del presidente Iván Duque”, dijo la vicepresidenta.
Añadió que siendo ministra de Defensa nunca trabajó con el uniformado.

Igualmente, la empresa Servientrega señaló que nada tiene que ver con los hechos investigados por la Fiscalía y que esa firma “rechaza cualquier práctica que amenace o vulnere de alguna manera la privacidad de las personas”.

JUSTICIA 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook