Involucrado admite fondos irregulares en campaña de Keiko Fujimori en Perú


La campaña presidencial en 2011 de la líder opositora peruana Keiko Fujimori recibió aportes encubiertos por al menos USD 800 000, admitió el martes, 13 de noviembre del 2018, uno de los investigados en el caso de lavado de dinero presuntamente proveniente de la empresa brasileña Odebrecht.

Así lo reveló el fiscal José Domingo Pérez durante una audiencia del caso, tras un acuerdo de cooperación con Jorge Yoshiyama, quien se convirtió en el primero de los 11 investigados del partido Fuerza Popular en admitir hechos ilícitos en el financiamiento de la campaña presidencial de Keiko.

“Nos están dando información que corrobora que (el dirigente fujimorista) Jaime Yoshiyama Tanaka captó el activo ilícito de Odebrecht con conocimiento de la ilicitud, buscó a Jorge Yoshiyama Sasaki y le solicitó que ese dinero sea fraccionado, ingresado al sistema financiero a través de falsos o simulados aportes (…)”, dijo el fiscal.

La información complica la posibilidad de que la líder opositora, de 43 años e hija del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) , sea liberada antes de cumplir los 36 meses de prisión preventiva que le dictó un juez el 31 de octubre por esta causa.

Keiko sumó otra derrota judicial en la jornada, luego que la Segunda Sala Penal de Apelaciones Nacional dispuso que el juez Richard Concepción Carhuancho “continúe con el caso”, tras declarar infundada la recusación que presentó su defensa contra quien la envío a prisión y a quién ella acusó de no ser imparcial.

La “confesión sincera” 

El acuerdo, conocido como “confesión sincera”, le permite a Jorge Yoshiyama -sobrino del exsecretario general del partido, Jaime Yoshiyama-, evitar ir a prisión preventiva por 36 meses y seguir el proceso en libertad, aunque con restricciones, como no poder salir del país. En caso de ser hallado culpable, recibirá una sanción menor.

El fiscal resaltó que la nueva confesión confirma la tesis de la fiscalía de que la campaña de Keiko Fujimori “captó activos ilícitos de Odebrecht” por 1,2 millones de dólares.

“Ha reconocido la existencia de aportes, de (que debía) buscar personas que figuren como aportantes simulados” , indicó el abogado de Jorge Yoshiyama.

El flamante colaborador de la fiscalía asistió a la audiencia, pero no hizo declaraciones. El juez le asignó custodia policial.

“En este momento no recuerdo bien pero han sido aproximadamente de ochocientos mil dólares norteamericanos (800.000 dólares) que me ha entregado” , dice Jorge Yoshiyama en su declaración ante la fiscalía, divulgada por el portal local IDL Reporteros.

El flamante colaborador de la fiscalía indicó que “una vez cada dos semanas” iba a la casa de su tío Jaime “a recoger el dinero en efectivo” .

“Yo procedía a hacer lo que me indicaba, porque él me indicaba que los empresarios le entregaban ese dinero y querían estar en el anonimato, y él estaba viendo la manera de hacerlos aparecer como aportes”, añadió Jorge Yoshiyama, citado por la fiscalía.

Los hechos se produjeron entre marzo y junio de 2011, cuando finalizó la campaña electoral, según el relato de Yoshiyama.

Humberto Abanto, abogado de Jaime Yoshiyama, dijo que su cliente validó la versión de su sobrino, pero negó que los aportes fueran ilícitos y que provinieran de Odebrecht.

“Mi cliente solicita, dado que está impedido de venir, que se habilite una toma de su declaración en Miami, en la fecha más próxima posible para facilitar y franquear toda la información que permita establecer el origen lícito de esos fondos”, agregó el defensor de Jaime Yoshiyama, quien se recupera en Estados Unidos de una operación de ojos desde hace un mes.

La fiscalía sospecha que Keiko Fujimori dirigía una “organización criminal enquistada dentro del partido” fujimorista.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook