Israelí Liad Tsukrel: No voy a huir de Colombia y no conozco a la Madame | EL UNIVERSAL


Liad Tsukrel, el israelí, de 23 años de edad, capturado por la Fiscalía a finales de julio en medio de la Operación Vesta, rompió su silencio ante los medios de comunicación y a través de su abogado y apoyado en un traductor de la lengua hebrea, manifestó que es inocente y que no tiene ninguna intención de abandonar Colombia hasta que el proceso termine. Aclaró, además, que no conoce a Liliana Del Carmen Campos Puello, alias “La Madame”. Especificó que ha conocido sobre ella en medio del proceso judicial que ambos enfrentan por pertenecer presuntamente a una red de explotación sexual en Cartagena. (Lea aquí: Revocan libertad a israelí vinculado en caso de proxenetismo en Cartagena)

Tsukrel explicó, a través del traductor, que llegó al “Corralito de Piedra” en medio de un tour que emprendió por América Latina, tras cumplir con el servicio militar en su país. Según él, Colombia, Cartagena concretamente, le pareció un destino interesante. Era solo paseo, no había intención de quedarse radicado aquí.

El isarelí fue capturado en la Casa Benjamin, en El Laguito, área turística de la ciudad, señalado de estimular la prostitución, de concierto para delinquir y tráfico de estupefacientes. Para las autoridades, el joven vivía allí y desde ese lugar ofrecía paquetes turísticos sexuales. Sin embargo, el extrajero explicó que su única función “laboral” en ese inmueble era hacer “mandados”, como compra de gaseosas y cervezas.

Explicó que su estadía temporal en Cartagena la cumplía como turista “mochilero”, con un presupuesto diario para gastos de 10 dólares por lo que cualquier dinero extra que le “entrara” era bien recibido.

Sobre si sabía si a la Casa Benjamín entraban prostitutas explicó que no estaba encargado de la seguridad que había en la casa para el ingreso de visitantes o huéspedes y que sí vio algunas mujeres, también israelíes, que como varios hombres de su nacionalidad, llegaban a este sitio de paseo, tras prestar el servicio militar en Israel.

A través del traductor, Tsukrel enfatizó que no habla español como asegura la Fiscalía General de la Nación, y que por tanto no está en capacidad de hacer negocios en la ciudad. Afirmó, además que no bebe licor ni consume drogas. 

NO VA A SALIR DE COLOMBIA

El abogado de Tsukrel, Ariel Olarte, explicó que a su defendido se le violó el debido proceso en el momento en que a la audiencia de medida aseguramiento no asistió el traductor que el Estado le había asignado para cumplir con el Código de Procedimiento Penal que garantiza este derecho a los extranjeros que enfrenten procesos judiciales en el país. Olarte aclaró que el traductor estuvo en las audiencias de legalización de captura e imputación de cargos, pero para la siguiente, que era decisoria, se excusó por tener otro compromiso judicial pendiente, en el que también debía servir de traductor. (Lea aquí: Israelí vinculado a caso de proxenetismo en Cartagena quedó libre)

Sin embargo, ante la advertencia de la Procuraduría sobre el posible riesgo de que Tsukrel huyera del país, Olarte expresó que en nombre de su defendido envió una carta al director de Migración Colombia en la que Liad Tsukrel expresa su deseo de permanecer en este país hasta que el proceso judicial termine y él pueda demostrar su inocencia. 

Tsukrel manifestó que no conocía de “La Madame” hasta que su nombre empezó a sonar en las noticias referentes a la Operación Vesta I, por tratarse de la misma diligencia en la que él también fue privado de la libertad. “El proceso no es el mismo. A ella la juzgan por unos delitos diferentes; la confusión se presenta es porque fuimos capturados en el mismo operativo”, aclaró. 

Liad Tsukrel está viviendo en un hotel de Bocagrande, con su padre, quien llegó a la ciudad tras enterarse de la situación judicial de su hijo; su madre también estuvo varios días en Cartagena, pero debió regresar a Israel para retormar sus labores de docencia en ese país. 

Olarte, el abogado, explicó que se están manteniendo en Cartagena con recursos propios y con la ayuda de sus familiares.  

 



Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 – 5255724. No recibimos llamadas.


















MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook