Jodie Whittaker habla de su papel en Doctor Who – Cine y Tv – Cultura


La pregunta gravita en fantasías cotidianas: ¿A qué persona escogería para irse a tomar una copa de vino? Para muchos, la británica Jodie Whittaker, de 36 años, debe estar entre las elegidas. Inteligente, encantadora y, por si fuera poco, actriz internacional de cine y televisión.

Si bien a los colombianos su nombre les dice poco, los ingleses esperan que a la vuelta de la esquina sea un símbolo de la cultura popular como la reina Isabel, William Shakespeare, los Beatles, Adele, tomar el té o el pie derecho de David Beckham.

En efecto, ella ha sido la elegida, después de medio siglo al aire, para el rol protagónico de ‘Doctor Who’. Guardadas las proporciones, ‘Padres e hijos’ marcó en el país a más de una generación en apenas 16 años continuos de emisión.

‘Doctor Who’ es una serie de ciencia ficción con el sello de la BBC y en la que un extraterrestre habita en el cuerpo de un hombre –de hecho hasta ahora el protagónico era una exclusividad masculina– que explora el universo en su Tardis, una nave espacial en forma de una clásica cabina de policía inglesa que puede viajar a través del tiempo. En este ir y venir se enfrenta con los más disímiles enemigos y las injusticias.

Aunque durante su vigencia ha tenido enorme acogida en los países de habla inglesa –en especial en Estados Unidos, Canadá y Australia–, sus productores ahora sueñan con sumar el mismo éxito en otros rincones del planeta. Se transmite en 45 países, entre ellos Colombia por Crackle, la plataforma de video bajo demanda de Sony Pictures Television Networks.

El lanzamiento de la decimotercera temporada fue este domingo 7 de octubre en Nueva York, dentro de la programación del Comic Con, un certamen en el que estuvo EL TIEMPO.

Al inicio, cuando llega para atender a la prensa, Jodie Whittaker exhibe una evidente y distante flema inglesa que se refleja en la postura para acomodarse, la elegancia de su vestido, el sobrio corte de pelo rubio, que cae en puntas hacia el mentón, sus espléndidos ojos claros.

Esa figura prudente, sensual, queda en reserva cuando dice con picardía: “Por favor, no olviden que yo soy un ‘alien’ ”, en referencia a su nuevo papel y que hasta ahora fue interpretado en línea por doce actores, todos británicos.

Su sonrisa ilumina la conversación. Empieza una charla distendida en la que ella muestra que sus manos son esenciales para comunicar. Con sus finos y delicados dedos va pintando en el aire las aventuras que le esperan a la ahora ‘Doctora Who’.

La pregunta obvia es si su elección después de doce hombres representando el personaje –ella será la 13–, entre ellos el legendario William Hartnell, que la inauguró en 1963, cuando la televisión era en blanco y negro y no existía internet, se debe al empoderamiento femenino por el movimiento #MeToo (Yo también), tras las denuncias de acoso sexual contra el productor de cine Harvey Weinstein.

“No, para nada”, le responde a EL TIEMPO. “Me dieron el papel de la doctora mucho tiempo antes de los movimientos #MeToo y #TimesUp. Pero cuando se dio a conocer que yo sería la nueva doctora, muchos pensaron que tenía algo que ver con estos. Simplemente fue una coincidencia”. ¿Una casualidad? “Sí, pero sucedió en un momento crucial porque es un tema que toca la actualidad de nuestra profesión”, enfatiza.

Entonces reconoce que ella puede tener una influencia enorme, en particular en los más pequeños. “Está muy bien que las niñas que se sientan frente al televisor vean a un mujer tomando todas las decisiones y que mejor que ayudando a salvar gente y de una manera inteligente”.

Está muy bien que las niñas que se sientan frente al televisor vean a un mujer tomando todas las decisiones y que mejor que ayudando a salvar gente y de una manera inteligente

Lo dice porque en la narrativa del ‘Doctor Who’ la constante es huir de los estereotipos, el chiste fácil y la ofensa contra minorías o grupos sociales. Es natural porque su productora lleva la firma de una de las televisiones públicas más reputadas.

La actriz también explica en la charla que los productores no repararon en privilegiar a los personajes femeninos como hoy ocurre en el universo del entretenimiento. Abundan los ejemplos: ‘House of Cards’, ‘Juego de Tronos’ y hasta la mismísima Elastigirl, de ‘Los Increíbles’, que en la última película asume la salvación del mundo mientras Mr. Increíble se queda en casa cambiando pañales. “En esta nueva temporada te das cuenta que el doctor puede ser tu vecino, alguien cercano; es un ser que tiene un gran humor y una inteligencia maravillosa. Aquí el género es lo de menos”, explicó.

Al finalizar la entrevista, ella se va flanqueada de Chris Chibnall, el guionista principal, y Matt Strevens, el productor ejecutivo de ‘Doctor Who’. Pasan entre una multitud de Hombres arañas, Batmans, Deadpools y más personajes que se dan cita en el Comic Con de Nueva York, que en esta ocasión atrajo a más de 200.000 personas. Los tres abordan una limusina y se dirigen al imponente Madison Square Garden.

Allí hay preparado otro acto que refleja la importancia de este lanzamiento global. Centenares de seguidores están en una sala de cine del complejo artístico. Algunos con camisetas, gorras y símbolos de ‘Doctor Who’. Las luces se apagan y empieza la emisión del primer capitulo. Hay nervios, susto y mucha risa, ingredientes que han formado parte de la serie y que le ha permitido una envidiable longevidad. ‘Doctor Who’ figura en el libro ‘Guinness de los Récords’ como la serie de televisión de ciencia ficción de mayor duración. Es un fenómeno de masas en la cultura anglo que se respira en la algarabía. ¿Una multitud que pagó para ir a ver el estreno de un programa de televisión? Así es.

El clímax llega cuando aparece por primera vez Jodie Whittaker. El alboroto no permite siquiera escuchar sus parlamentos. Luego sale ella en persona. Va elegantemente vestida con un traje rojo y se sienta a conversar con los seguidores. Casi en simultáneo, se da a conocer que Mattel pondrá a la venta una Barbie versión ‘Doctor Who’. Mientras que la actriz habla del reto para su carrera de hacer semejante papel, la muñequita copa la pantalla. Se prevé que en Inglaterra, en esta Navidad, sea uno de los juguetes más vendidos. A esa misma hora, se estrenó, además, de en Nueva York, en Londres, Ciudad de México, Madrid, Bogotá…

“¿Si hoy William Shakespeare estuviera vivo se dedicaría a escribir para la televisión o el cine?” Ante la pregunta de EL TIEMPO, Chris Chibnall, dice: “No tengo dudas. La reina hoy es la televisión”. Un producto por el que ahora la gente paga religiosamente. Hace medio siglo cuando se empezó a emitir ‘Doctor Who’, la televisión era gratis y Jodie Whittaker no había nacido. ¿Sus padres se habrían conocido? ¿Cómo saberlo? Tal vez viajando en la Tardis, la máquina del tiempo, en la que ella espera triunfar.

ARMANDO NEIRA
Editor de Cultura
Nueva York (*)
En Twitter: @armandoneira
*Por invitación de Crackle.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook