La dieta, el equilibrio del diabético


 

Elizabeth R. Rojas

LA PATRIA | Manizales

 

En Caldas, durante el 2017, los servicios médicos dieron cuenta de 15 mil 472 pacientes con diabetes. La cifra, para el 2016 fue de 8 mil 8. En esos dos años fallecieron, respectivamente, 176 y 173 pacientes por causas relacionadas a la patología, así lo reveló el Observatorio Social de la Dirección Territorial de Salud de Caldas (DTSC).

Sandra Santamaría Rojas, nutricionista de la Universidad Nacional, habló de las generalidades de la dieta que debe mantener una persona que padezca esta condición crónica, de la que se cree hay 422 millones de enfermos en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La profesional explicó que la diabetes tipo I se presenta -principalmente- desde la niñez y hace a los pacientes dependientes de la insulina; y que la tipo II, es más común en adultos. Contó que existe la diabetes gestacional, que se presenta durante el embarazo.

“Es una enfermedad del páncreas, por la que no se produce insulina (hormona) adecuadamente. Tiene un gran componente hereditario y se presenta, con mayor frecuencia, en el adulto mayor. También influyen factores como el sobrepeso y síndromes metabólicos”, dijo.

La nutricionista puntualizó que la dieta de los diabéticos, como la de cualquier persona, debe ser individualizada. Subrayó que tanto para pacientes sanos como para enfermos el cálculo depende de condicionantes como la edad, el género y el estado nutricional.

“Se debe valorar el tipo de diabetes que tenga el paciente. La dieta debe ser baja en carbohidratos. Se les limita el consumo de azúcares simples o refinados. El azúcar debe eliminarse; también la miel y la panela. Se les controla los carbohidratos complejos, que son las harinas o los azúcares de los alimentos”, resaltó.

 

– ¿Qué papel cumple la fibra en estas dietas?

Esta disminuye la absorción de los azúcares. Pero el propósito también es disminuir la fibra, por eso los productos integrales. Lo ideal para el diabético no es el consumo de panes refinados (tortas, ponqués, etc) de harina convencional, se les sugiere aquellos con harina integral. Cuentan como harina dentro de la dieta, pero la ventaja es que aportan fibra.
 

– Las frutas…

Se recomienda la fruta en porción y no en jugos, pues en su forma natural tiene la fibra intacta que disminuye la absorción de la misma fructuosa. Todas las frutas aportan azúcares, pero algunas si tienen más fibra. A veces se limita la ingesta del banano, de la guanábana, pero hoy hay muy pocas frutas restringidas. Se deben evitar, en general, cuando están muy maduras. En la maduración, la fibra se convierte en azúcar y se da así un mayor aporte de carbohidratos. En general, para una alimentación saludable, se debe consumir cinco porciones de fruta y de verdura al día.

 

– Entonces lo de consumir estevia, ¿sirve de algo?

Los edulcorantes y los endulzantes existen, bien sean artificiales o naturales. Hasta hace muy poco se usaban libremente, pero no está tampoco probado que tengan efectos en la salud. Para una alimentación saludable, lo mejor es no recomendarlos. El hábito de endulzar nos lleva a consumir otros alimentos.
 

– Las bebidas azucaradas son perjudiciales…

En las guías de alimentación saludable estamos fomentando que se disminuya el consumo de azúcares refinados y, las bebidas azucaradas, tienen unas cantidades altísimas y una absorción muy rápida de esos azúcares. ¡Es que no aportan nada!. Las bebidas en polvo, que vienen listas para preparar, tienen aportes muy altos y están desplazando otros alimentos como las frutas y los lácteos en los niños.

 

– En los diabéticos, ¿qué papel tienen las grasas?

Hasta para los pacientes que no tienen diabetes, se recomienda evitar excesos de grasas. Si hay sobrepeso se pide quitar los fritos.

 

– ¿Qué aceites utilizar?

Hay dos tipos de grasa: la saturada y la insaturada. La primera es el colesterol de los alimentos y es la que tiene alto riesgo de producir enfermedad cardiovascular e inconvenientes de circulación. El cambio de esa grasa a la vegetal favorece en que no se presenten esos problemas. En ese sentido, es más saludable la grasa vegetal de maíz. Le siguen la de soya, girasol, oliva y canola. Dentro de los aceites vegetales, el de coco y el de palma no son los más saludables, porque se parecen mucho a la grasa animal. El de aguacate y el de maní dan grasa vegetal con buen aporte de Omega 3, que también favorece otros procesos en el cuerpo.

 

– Es una enfermedad que no tiene marcha atrás. Los pacientes deben cuidarse en todo momento…

Se controla, se trata, se normalizan algunos aspectos de la enfermedad, pero permanece en el tiempo. Si el paciente se descuida, no se toma los medicamentos y no tiene una alimentación adecuada, la enfermedad se dispara.

– ¿Hay daños asociados?

Tiene sus complicaciones cuando no se logra un manejo adecuado, con comorbilidades a nivel del sistema nervioso, del circulatorio y del visual, pero el principal daño que se ocasiona es la enfermedad renal o la falla de los riñones. Eso es lo más frecuente.

 

– ¿Sirve la actividad física?

No solo se debe hablar de alimentación saludable sino que se debería implementar un estilo de vida saludable. Esto incluye aumentar la actividad física y mantenerla. Todos los días se deben aumentar las caminatas. Esto ayuda a controlar el peso, a disminuir los niveles de azúcar, etc.

 

Peligro

“La azúcar también está contraindicada en personas con el colesterol y los triglicéridos altos. En pacientes con Enfermedad Obstructiva Crónica (EPOC) también se recomienda evitarla, porque les complica más la parte respiratoria”, asegura Sandra Santamaría Rojas.

 

Conmemoración

El Día Mundial de la Diabetes se conmemora cada 14 de noviembre. La fecha es promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 1991.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook