¿Te haz dado cuenta que comes más cuando estas demasiado estresado?


El estrés, considerado uno de los padecimientos más frecuentes de la actualidad, es una respuesta física, mental o emocional ante determinadas situaciones físicas, sociales o psicológicas.

Así lo confirmó un reciente estudio de  la Universidad Nacional Autónoma de México que aseguró que este padecimiento es dañino para el organismo al provocar efectos adversos como ansiedad, sueño, fatiga crónica y un mayor apetito.

De acuerdo a Norma de Jesús Yépez García del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la UNAM, el estrés detona problemas como sueño, angustia, desgano, falta de concentración, desesperación, fatiga crónica, ansiedad y aumento en el consumo de alimentos, principalmente carbohidratos.

Nuestro organismo busca el equilibrio, pero cuando algo sale de control y enfrentamos un problema, o cuando las estrategias que usamos generalmente no funcionan, entramos en un momento de crisis”.

Algunos factores que pueden detonar el estrés son el trabajo, el tráfico, problemas de dinero, los exámenes, la inseguridad o las enfermedades.

Una de las armas para combatirlo es la terapia cognitivo conductual, que busca modificar la forma en la que se interpreta el entorno, así como las valoraciones subjetivas que se realizan del mismo.

Las personas con estrés también pueden:

  • Enfermar constantemente
  • Actuar de forma poco habitual al comer
  • Escuchar ruidos que nadie escucha
  • Sufrir diarrea o estreñimiento
  • Tener dolore exagerados en el periodo menstrual



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook