Usuarios de Medimás están angustiados


Elizabeth R. Rojas

LA PATRIA | Manizales

A Adriana Patricia Chaurra le preocupa el pronunciamiento que hicieron el miércoles el procurador general de la Nación, Fernando Carrillo, y la agente liquidadora de Saludcoop EPS, Ángela María Echeverri. Quieren que se revoque la venta de Cafesalud (antes Saludcoop EPS) a Medimás por los constantes incumplimientos para con los usuarios. Esto generó incertidumbre en quienes adelantan tratamientos.

La mujer, que reside en Riosucio, es testigo de las faltas de Medimás. Contó que el cuadro médico de su hijo Miguel Ángel no avanza desde hace un año que los trasladaron a la EPS.

“He tenido muchos problemas con el servicio. El niño tiene una alergia alimentaria no especificada, problemas de corazón y de ojos. Aquí todo es muy lento”, resumió.

Adriana reveló que cuando el menor tiene una recaída deben conseguirle citas particulares y, además, seguir pagando en la EPS, por el pánico que les genera una urgencia médica. Calificó de injusto el doble gasto.

“Con lo que han dicho, no sabemos lo que va a pasar. Lo que esperamos como usuarios es que se nos mantengan los tratamientos y que nos ubiquen en una buena EPS, que no quedemos desamparados”, señaló Adriana.

 

Activa

Se conoció que la revocatoria del contrato está condicionada por la decisión que tome la Superintendencia Nacional de Salud (SNS). Fabio Aristizábal, jefe de dicho organismo de control, habló de lo que sigue para los 4,2 millones de afiliados a Medimás en el país. Dijo que analizará jurídicamente las implicaciones que tendría el revertir la venta.

“Vamos a mantener la continuidad en la atención de los servicios a los afiliados, que es en última lo que nos interesa a nosotros”, explicó Aristizábal.

Frente a la posibilidad de demandas por la medida, el funcionario aseguró que no conoce aún las implicaciones jurídicas de esta decisión. Resaltó que la EPS sigue habilitada y que a nadie se le va a negar un procedimiento; mientras se determina qué es lo que va a suceder.

El ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe, se pronunció sobre la situación de la EPS que cuenta entre a sus afiliados con 165 mil 535 usuarios caldenses. La cifra, proporcionada por la misma EPS, resulta de sumar el régimen contributivo y el subsidiado.

“Esta decisión la estamos analizando en detalle, pero el mensaje más importante es que el sistema, el Gobierno Nacional y las autoridades, vamos a acompañar a todos los usuarios en el cumplimiento del acceso oportuno”, manifestó Uribe.

 

En Caldas

Gerson Bermont Galavis, director Territorial de Salud de Caldas (DTSC), habló sobre el impacto que esto podría tener en el departamento. Manifestó que la SNS deberá apurar la decisión.

“Abogo porque el pronunciamiento sea inmediato. Esto genera, entre otras cosas, pánico en los prestadores del servicio. Recordemos que venimos de unas deudas inmensas que dejó Saludcoop, luego las que dejó Cafesalud. Hay incertidumbre de lo que pueda dejar Medimás”, señaló.

Bermont visualizó el posible escenario en el que los hoy usuarios de Medimás serían redistribuidos en otras EPS. Opinó que de darse tal posibilidad, sería ir en detrimento de las EPS que hasta el momento están funcionando bien.

“Una EPS tiende a empeorar su servicio cuando se le suman más usuarios. Se dan dificultades con la contratación de la red que los atenderá. Son cosas que se tienen que dar de una forma gradual y no de cualquier manera. La redistribución no debe ser abrupta”, expuso Bermont.

Christian Pérez Holguín, abogado y líder del colectivo Por la Salud de Caldas, dijo que solo hasta que la SNS inhabilite la EPS, se hará la reasignación. Según él, a los afiliados se les deberá respetar la carga de citas y o precedimientos con los que lleguen.

“La Superintendencia tendrá que poner la lupa en el plan de contingencia. Deberán garantizarle a las IPS que los dineros no se van a perder, pero lo veo difícil por los problemas de Medimás. Los hospitales, clínicas, etc, tendrán que hacerse sentir para que se respeten esas acreencias”, añadió.

Pérez Holguín calificó de lamentable lo que hoy rodea a la EPS. Dijo que desde un principio iniciaron con fallas, pues al primer mes de operaciones (hoy suman 14 meses) no presentaron ni el 10% de la red contratada. Que no pudieron arrancar a funcionar correctamente y que ello se notó en las repetitivas quejas de los usuarios, en las acciones de tutela, en los desacatos y en las multas que le colocó la SNS.

 

Responde

Néstor Orlando Arenas, presidente de Medimás, dijo que su entidad seguirá funcionando sin interrupción, de manera humanizada y confiable, como hasta ahora se ha hecho en los 520 municipios de Colombia donde tienen operación, en la que laboran 3 mil 500 colaboradores.

“La operación recibida de Cafesalud EPS no daba las garantías plenas de prestación de servicios a los afiliados (represa de 5 millones de atenciones por un costo de $480 mil millones de pesos y la no liquidación de más de 160 mil trámites legales). A pesar de los vicios ocultos del negocio por el oferente y de sus incumplimientos, Medimás EPS siempre ha sido responsable con el cumplimento en el acceso a los servicios de salud de los usuarios”.

Medimás EPS, según Arenas, hace responsable al procurador general de la Nación de un posible cierre de servicios para los pacientes de la entidad, debido al pánico generado por el anuncio entregado en la tarde del miércoles.

“La EPS utilizará los mecanismos legales para poder garantizar su legítimo derecho de defensa y la protección de los derechos de los usuarios. Invitó a nuestra red, amparados en el derecho que les asiste a los afiliados, a seguir prestándoles los servicios con total normalidad para que la población no sienta el impacto de estas declaraciones”, pidió Arenas.

 

Divididos

 

Jhon Jairo Usma González, del Centro

Regular. Ha estado muy mal el servicio. Duré cuatro años buscando una intervención en las piernas.

 

Beatriz Montes de Carmona, de Chipre

Me ha ido bien. No tengo queja de Medimás. Si la cierran, me va a dar mucho pesar, pues tengo pendiente una intervención en la vesícula.

 

Multas

 

Medimás viene operando desde el primero de agosto del 2017, cuando asumió la atención de los usuarios de Cafesalud, en medio de controversias y denuncias por el proceso de compra.

Pocos meses después se iniciaron las primeras investigaciones y sanciones por los incumplimientos que tuvo con los pacientes en materia de citas, procedimientos, entrega de medicamentos, así como en los compromisos financieros.

En noviembre del 2017, la Superintendencia Nacional de Salud impuso la primera sanción de 1.500 salarios mínimos a la EPS, tras evidenciar fallas en la prestación de los servicios de 3 mil 238 pacientes, a quienes se les vulneró el derecho fundamental a la salud.

La segunda sanción fue una multa de $1.800 millones, por irregularidades en la conformación de una red prestadora de servicios, la cual fue confirmada en junio de este año. En ese mismo mes, la Procuraduría y la Contraloría pidieron a la Superintendencia intervenir “forzosamente” a la EPS, a raíz de las denuncias por deficiencias en la atención. Todo esto terminó con la decisión de la agente interventora apoyada por el Ministerio Público.

 

Línea de atención

La Superintendencia Nacional de Salud creó una línea de atención para los afiliados de la EPS a través del correo afiliadosmedimas@supersalud.gov.co. Allí los usuarios podrán interponer sus denuncias ante los inconvenientes que se presenten en la prestación del servicio hasta que se tomen decisiones.

 

 

 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook