Wilmar Roldán y su travesía para pitar el juego del Unión Magdalena


Wilmar Roldán, árbitro del compromiso que sentenció la clasificación de Unión Magdalena a la final del Torneo Águila luego de derrotar en el estadio Sierra Nevada de Santa Marta a Deportes Quindío, contó cómo fue su travesía y la de sus compañeros para llegar al escenario.

Lea acá: Unión Magdalena y las claves de la campaña que lo tienen cerca de regresar a la A

El juez relató, en La Tertulia de RCN Radio, que en el momento en el que salieron del hotel en el cual se hospedaron en la ciudad, un taxista, a quien le solicitaron el servicio de llevarlos al lugar, les advirtió que la vía estaba congestionada por la cantidad de gente que se dirigía hacia el estadio.

Sin importar lo dicho por el conductor, los árbitros decidieron tomar el servicio, en el primer tramo, el recorrido fue rápido y sin problema, pero cuando se acercaron a la vía que comunica directamente con el Sierra Nevada se encontraron con una gran cantidad de carros y un trancón que no circulaba.

Consulte: Unión y Cúcuta quieren cortar una racha combinada de 16 años en la B

El taxista le dio como solución usar un mototaxi, de los que se ubican en la entrada del camino. Los jueces accedieron, sin embargo, se toparon con un retén de la Policía que tenía la orden de no dejar ingresar motos a los alrededores del escenario, Roldán tuvo que quitarse el casco e identificarse con el oficial, quien lo reconoció e incluso le brindó una patrulla para que los escoltara. 

El árbitro, junto a sus compañeros, llegaron a tiempo al estadio y pudieron impartir orden en el compromiso, esto sin antes darle cuatro mil pesos de pago al mototaxista más una propina de dos mil pesos. 



Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook