Andi: qué opina de la reforma tributaria de Petro – Sectores – Economía


Aunque la agenda económica sigue ocupando un lugar fundamental en la coyuntura actual, no solo por la incertidumbre que genera el contexto internacional sino porque el mundo, incluido Colombia, están viviendo la resaca de la pandemia del corona virus, Colombia tiene tiene que hacer un esfuerzo inmenso para devolverle a la ciudadanía un escenario mucho más pacífico, tranquilo y confiable, lo cual, sin duda, terminará reflejándose en el espíritu de los negocios, de la inversión, pero sobre todo, en el bienestar ciudadano.

(Puede leer también: Mayor desempleo, lo que esperan los gremios con recargo nocturno desde 6 p. m.)

«Estamos viviendo en Colombia una situación de inseguridad muy grave, especialmente en los territorios en los cuales ha habido presencia de narcotráfico, pero también en las ciudades y si hay algo que afecte el ánimo de los ciudadanos, su sentido de confianza, es justamente la seguridad cotidiana. Entonces, hay que hacer un esfuerzo muy grande por fortalecerla, diría que allí hay un tema en donde Colombia, al final no ha podido salir realmente de los ciclos de violencia que hemos producido y reproducido por tanto tiempo, llevamos seis décadas en ello y ahí hay un trabajo enorme por hacer», señaló Bruce Mac Master, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), durante el inicio del 7 Congreso Empresarial Colombiano y la 78 Asamblea Nacional del gremio que se realiza en Cartagena.

El dirigente gremial sostiene que en esa es una responsabilidad que le compete a toda la sociedad, empresarios, individuos y gobierno, pero se requiere no sólo de un compromiso decidido sino de un trabajo conjunto para alcanzar ese anhelado objetivo.

En ese sentido, señaló que los empresarios tienen una función social que entienden y comprenden suficientemente bien, la cual consiste en producir cosas, servicios, generar riqueza, oportunidades, trabajo, recursos para financiar la operación del Estado, todo eso en medio de dos principios: sostenibilidad y equidad.

«Esa es nuestra función social. Nosotros más allá de las ideologías, de si el gobierno es de derecha o de izquierda, seguimos con esa convicción absoluta arraigada en el espíritu y el ADN empresarial y que esperamos seguir haciéndolo cada vez mejor, que ojalá podamos construir conjuntamente escenarios en donde esos principios se fortalezcan, porque estoy seguro que al país le irá muy bien, tendrá los mejores resultados desde el punto de vista de bienestar, de la gente y de las capacidades que logremos construir en un escenario de confianza, transparencia y mutua colaboración. El tema de la política y de la ideología es menos importante que el de cumplir con la función social», insistió Mac Master.

(Puede leer también: Pensiones, patrimonio y tarifas de renta, claves para la reforma tributaria)

Sabe que los retos que hay hacia adelante no serán fáciles de superar bajo la actual coyuntura de eventual recesión económica, alto costo de vida, desempleo de doble dígito, elevada informalidad y cambios en las reglas tributarias, entre otras, que si no se hacen bien, pueden hacerle mucho daño al bienestar de la gente, al clima de los negocios y al país en general.

Ese es el camino que debe continuar transitando el país y el presidente de la Andi es consciente de que superar algunos de esos escollos y salir victoriosos no dependerá solo de los colombianos, como es el caso de la inflación desbordada que agobia al planeta y frente a la cual, no tiene duda que la salida no es solo vía tasas de interés.

«Tenemos que esperar la inflación de Estados Unidos y Europa, si no sabemos qué pasa con la inflación de ellos no vamos a poder saber qué pasa con la nuestra», dice Mac Master, quien agrega que al país todo estregando muy costoso y puso como ejemplo el caso del acero».

«Los constructores quisieran que el precio del acero no aumentara, pero lo está haciendo en todo el mundo a niveles altísimos y quisieran que fueran los únicos de todo el ecosistema que no tuvieran inflación, eso es algo muy loco. Uno ve a la vocera de los constructores diciendo que el acero ha subido mucho y que con ello se pone en peligro el empleo, las obras… Ellos lo que quieren es que el gobierno les reconozca más plata o que haya un control de precios, pero tienen que entender que en el mundo en que están no hay forma que sean los únicos que se mantengan endebles frente a un fenómeno que es global».

(Puede leer también: Reforma tributaria de Petro: estos son los impuestos que trae el proyecto)

El lío inflacionario

Pero ¿qué hacer para atajar la el desborde en el costo de vida en el país y evitar que se frustre el propósito de salir de esta coyuntura lo menos golpeados posible?

El vocero de los empresarios del país es consciente de que es difícil sacar una fórmula mágica, pero si sabe bien que encareciendo el crédito no es la mejor salida. «Este es un fenómeno internacional en el cual las tasas de interés no serán capaces de ser el instrumento que controle la inflación», advierte, al tiempo que menciona que esa política solo está ayudando a una cosa distinta que es mantener el equilibrio de la balanza cambiaria desde la cuenta corriente, o por lo menos reducir el déficit de esta.

Y no es que el Banco de la República esté haciendo mal su tarea, aclara el empresario, solo que el país debe ajustarse a lo que está pasando en los mercados internacionales y a las tasas externas. «A nosotros nos ha parecido abrupto (el alza de las tasas de interés) y lo que uno puede terminar haciendo es generándole un efecto grande a las compañías, al Estado y a los hogares en términos de costos de su deuda», precisa.

Pero Colombia, al igual que el resto de economías de Latinoamérica no la tiene fácil, porque mientras la inflación se genere desde el exterior no hay alternativas para controlarla, por eso Mac Master también descarta que se pueda hacer vía control de precios, como se ha sugerido en algunos sectores. Con una fórmula como esa se «estaría garantizando que lo que habrá será un gran desabastecimiento que genera un problema mayor, pero a la vez, un retroalimentación a la inflación que complicaría la situación. En este momento dependemos muy fuertemente de que se logre controlar la tempestad internacional de precios y para eso Colombia no es un jugador relevante» en el contexto de la economía internacional, dice.

Clave lo social

Pero Colombia no se puede quedar solo en ese problema, pese al grave impacto que está teniendo en la economía en general. Se debe avanzar en la solución de otros temas en los cuales hay una deuda importante y muchas tareas por hacer, como en lo social.

(También: ¿Qué cambia entre la reforma tributaria de Petro y la de Carrasquilla?)

Mac Master es enfático al señalar que no tiene la menor duda en que allí está el principal reto para el país y el gobierno que se estrenó el domingo 7 de agosto.

Por eso, dice, desde la Andi se hizo un planteamiento que han venido ratificando: «tenemos que tener una estrategia grande nacional de atender los temas sociales y los que hemos venido trabajando por tanto tiempo deben ser fortalecidos, otros, reformulados, como es el caso de la superación de la pobreza o el de la presencia en las regiones y territorios, con un carril paralelo que nosotros hemos denominado el de desarrollo empresarial, generación de oportunidades y de empleo».

El directivo advierte que ahí se tiene que concentrar Colombia teniendo en cuenta que sabiendo que, sin lugar a dudas, el objetivo de sostenibilidad y de equidad son fundamentales «Ahí iremos viendo temas por tema, por supuesto en energía, o la seguridad energética que requiere el país, los temas de sostenibilidad, los temas alrededor del sector salud sobre el cual ha habido muchos comentarios en los que desde la Andi creemos que se debe ser especialmente cuidadosos porque los grandes problemas de salud afectan muy fuerte a la población, pero también son problemas que se pueden convertir en líos fiscales de tamaño mayor. Ahí hay que ser particularmente sensatos y estratégicos».

Y ¿cómo ven esos propósitos con la llegada del nuevo gobierno?

Para el presidente de la Andi no hay duda de que existe incertidumbre, pero que los empresarios ratifican su compromiso con el desarrollo económico del país, en términos de generación de empleo, de oportunidades y de pago de tributos que son los que financian al Estado. «Somos quienes mueven la economía y estamos dispuestos a seguir haciéndolo. En ese orden de ideas, para nosotros este cambio de gobierno ha traído algunas incertidumbres, pues se ha demorado en tomar algunas decisiones y estamos esperando también que se hagan los anuncios más importantes alrededor de cuáles serán las medidas económicas que se llevarán a cabo, sabemos lo de la tributaria, que será ese gran tablero en el que uno tiene que entender dónde están todas las fichas para saber cuál será el efecto final», comentó.

Pero al margen de esa esperada reforma que esta ad portas de iniciar su discusión, el mensaje que los empresarios le están transmitiendo al nuevo gobierno es que en ellos encontrará gente muy comprometida por el país, con su función social y que esperan tener el mejor diálogo y los mejores escenarios para construir las oportunidades que necesita Colombia.

(Puede consultar: ¿Qué pensionados tendrían que pagar renta con la tributaria?)

«Esto significa muchas cosas, por ejemplo, sentarnos a construir en qué escenarios de mayor competitividad, en lo burocrático, en la infraestructura, en lo laboral y de trámites hay que trabajar. Sabemos que jugamos un papel fundamental en temas de superación de pobreza y sostenibilidad, donde estamos listos para continuar el trabajo que hemos venido haciendo y profundizarlos si hubiera lugar a ello», insistió el vocero gremial.

Hay que atajar la recesión a con o de lugar

Los empresarios colombianos son conscientes de que el año entrante será muy complicado para la economía del país y temen que el. Te cimiento en ese frente caiga a niveles del 1 o 2 por ciento. Por eso, desde la Andi le están haciendo un fuerte llamado al nuevo gobierno a abrir un escenario de diálogo para tratar de construir mecanismos que permitan que esa tendencia ojalá no se cumpla y que el país pueda continuar, más bien, con la tenencia de crecimiento que trae en el 2022 y logre que el año entrante sea más parecido al 5 por ciento

«Ese objetivo no se logra simplemente no con medidas regulatoria ni tampoco solo con la decisión de los empresarios, sino con la combinación de las dos cosas, la voluntad y el esfuerzo de las empresas y la voluntad y el esfuerzo del gobierno, de que podamos navegar todos hacia el mismo destino que tiene que ser el de producir el mayor crecimiento de la economía», señaló Bruce Mac Master, presidente de la Andi, quien sostiene que En el país tenemos que tener una economía que sea capaz no solo de mantener los niveles per cápita sino de mejorarlos, es el único objetivo que se debe tener y eso requiere un trabajo conjunto fuerte. «No podemos perder ni un día, ni un mes ni una semana de trabajo conjunto», sentenció el vocero gremial.


Fuente