Cartilla alternativa del Centro Democrático al informe sobre verdad – Proceso de Paz – Política

El pasado 28 de junio de 2022, la Comisión de la Verdad entregó su informe final en el que se habla del conflicto armado en Colombia desde las víctimas, narrando sus testimonios y presentando hallazgos sobre el impacto de la guerra en el país. El Centro Democrático presentó este 3 de octubre una ‘cartilla alternativa’ al Informe de la Comisión.

En cabeza del expresidente y líder natural del partido, Álvaro Uribe Vélez, se proponen cuestionamientos a elementos que se incluyen en el informe. Además de las críticas a la distribución del documento en los colegios.

(En contexto: Centro Democrático publicará ‘cartilla alternativa’ a informe sobre la verdad)

Lo anterior llevó a que este partido, que se declara en oposición al gobierno, publicara una cartilla alternativa llamada como ‘¿Cuál Verdad?’, en la que se incluye, según el expresidente Uribe, «organizaciones de víctimas, ONGs y personas de otras tendencias políticas».

Desde este 3 de octubre Álvaro Uribe comenzó a publicar una serie de capítulos de la cartilla en su cuenta de Twitter. Hasta la publicación de esta nota se han emitido 15 capítulos.

En el primero de los capítulos, titulado con el mismo nombre (¿Cuál Verdad?), Uribe cuestiona que lo expuesto en el informe de la Comisión de la Verdad, sea democrático, porque «nació del anti democrático procedimiento de enmendar un plebiscito con una proposición del Congreso. Esto es, el pronunciamiento popular que dijo No al Plebiscito sobre el acuerdo de La Habana fue desconocido por el Gobierno de la época, que hizo unos ajustes superficiales y consiguió que el Congreso lo aprobara con una proposición, no hubo proyecto de ley ni de Reforma Constitucional, una mera proposición».

(Lo invitamos a leer: Comisión de la verdad: El informe final del conflicto). 

Critica también la participación en política de exmiembros de las extintas Farc, en la creación del partido Comunes, comparando con que no se creó una sala «especial e imparcial en la JEP» para integrantes de las Fuerzas Militares, se lee en el documento. 

A su vez, menciona que en cuanto a los ‘Falsos Positivos’, «la Comisión de la Verdad asigna la responsabilidad institucional al Ejército cuando muchos de sus integrantes fueron puestos presos por tales delitos antes del Acuerdo de La Habana. El mismo Ejército adelantó investigaciones e hizo denuncias. No se puede confundir la institución con conductas de personas vinculadas».

El exmandatario continúa hablando de las cifras del conflicto y de los resultados, en número de sus dos periodos de gobierno, que son, precisamente, lo que se le critica.

Según la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), las Fuerzas Militares de Colombia abatieron al menos a 56.402 civiles entre 2002 y 2008 y los presentaron como «bajas en combate».

Comisión de la Verdad entregó su informe al Consejo de Seguridad de la ONU

Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, presenta el informe final en la ONU.

Foto:

Comisión de la Verdad

En los otros capítulos hay participación de personalidades como Miller Soto, abogado y profesor universitario; la senadora María Fernanda Cabal; Nubia Martínez, directora del Centro Democrático; el exministro de Defensa, Diego Molano; la senadora Paloma Valencia; Néstor Humberto Martínez, exfiscal; el representante a la Cámara, José Jaime Uscátegui; Víctor Mosquera, abogado de Derechos Humanos; Jorge Enrique Vélez, ex superintendente de Notariado y Registro; Nancy Gutiérrez, exministra del Interior; Margarita Restrepo, exrepresentante a la Cámara y uno de los capítulos tiene un autor reservado.

En el capítulo tres, la senadora María Fernanda Cabal afirma que «el Informe final de la Comisión de la Verdad parece más el programa de gobierno de Gustavo Petro que un documento que aporte a la verdad de lo que ha pasado en este país plagado de violencia». El capítulo redactado por Diego Molano plantea a los soldados como «héroes, porque la Fuerza Pública siempre actuó bajo el direccionamiento de los sucesivos gobiernos y su voluntad para contener las amenazas al orden público».

Cuando se hizo el anuncio de la creación de la cartilla, el sacerdote Francisco de Roux le dijo a la W Radio que «nosotros hemos hecho un esfuerzo muy serio y tenemos mucha tranquilidad sobre lo que presentamos, no solamente en la conversación con las víctimas, sino también con multitudes de responsables que han reconocido lo que aconteció y creemos, es decir, estamos seguros que lo que planteamos el país tiene que verse». Agregando que la creación de la cartilla también obedece a un proceso democrático. 

REDACCIÓN POLÍTICA 



Fuente