Descubren robo de energía en´finca con estanques piscícolas en Atlántico – Barranquilla – Colombia


No para el robo de energía en el Atlántico. El último golpe contra este delito se dio en el municipio de Baranoa, donde retiraron una acometida ilegal y antitécnica en la finca Villa Paraíso.

(Lea: Enfrentamientos entre pandillas deja un herido en el sur de Barranquilla)

En este predio, ubicado en la carrera 18A con la calle 35A, se encontraron estanques piscícolas para la cría y comercialización de peces.

De acuerdo con los primeros cálculos, las pérdidas para la empresa de energía son del orden de los 45 millones de pesos. 

Sobre el particular, el gerente de Air-e en el Atlántico Ramiro Castilla Andrade, indicó que la finca piscícola es un usuario que no es cliente de la empresa, puesto que utiliza la energía con un fin comercial sin haber cumplido con todos los requisitos técnicos y reglamentarios para conectarse a la red y sin haber celebrado previamente el contrato de suministro de energía respectivo.

(Además: Meira Delmar vive: 100 años de su natalicio)

Lo que configura el típico caso de una «conexión directa». De esta manera, toda la energía que se consumía no era facturada por la empresa.

“Rechazamos estas acciones por constituir un delito y porque constituyen un riesgo contra la vida y la integridad personal de quien adelanta la conexión, a lo que se suma la afectación en la calidad y continuidad del servicio. Vamos a emprender las acciones legales necesarias para que la autoridad logre actuar de manera contundente”, dijo Castilla.

El delito de defraudación de fluidos está consagrado en el artículo 256 del Código Penal y establece penas hasta por 6 años de prisión y multas hasta por 150 millones de pesos por casos como el detectado en esta finca.

(Puede interesarle: Peatón, segundo actor vial con mayor fatalidad en Barranquilla)

De la misma manera, por este tipo de conductas hay lugar a que se inicie un proceso de extinción de domino, tal y como lo consagra la Ley 1708 de 2014.

BARRANQUILLA


Fuente