Desde cárcel La Picota de Bogotá extorsionaban a una comerciante en Cali – Cali – Colombia


Durante varios días, una mujer recibió llamadas telefónicas y vía Whatsapp en las que voces masculinas se hacían pasar por milicias urbanas armadas, para exigirle dinero bajo la amenaza de no atentar contra su vida y la de sus familiares.

Esos mensajes salían desde la cárcel La Picota en Bogotá y tenían enlaces en Cali para reclamar los pagos.

(Lea en contexto: Extorsión carcelaria: ‘Con una sola llamada me robaron $ 15 millones)

A una empresaria de la comuna 10 de Cali la empezaron a sorprender las llamadas y mensajes a su celular, a nombre de milicias en esta ciudad.

Casi en forma simultánea llegaban fotografías de la vivienda y de la misma víctima de las extorsiones.

(Le puede interesar: Estos son los municipios del Valle donde el tapabocas es obligatorio)

El Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal (Gaula) conoció la situación y se iniciaron indagaciones.

«Imágenes de seguimiento muestran el momento exacto en el que un hombre llega a la vivienda de la víctima, donde recibiría una suma superior a los 8 millones como parte de la extorsión y en una rápida acción es capturado en flagrancia por los uniformados», según el Gaula.

«Se presume que estos delincuentes habrían tenido acceso a determinada base de datos de la que extrajeron la información de la empresaria y a quien intimidaban de forma directa con ayuda de su cómplice, el hoy capturado, que se encargaba de tomar fotografías tanto a la víctima como a la vivienda para hacer más contundentes las intimidaciones», dice un comunicado oficial.

(Puede leer: Pescadores sobrevivieron tres días en altamar tras ser atacados por piratas)

Los investigadores señalan que «esta persona había salido de la cárcel hace un año luego de cumplir una condena por tráfico de estupefacientes; en ese momento también se encontraba incumpliendo una medida de detención domiciliaria por porte ilegal de armas de fuego».

El capturado, de 29 años, con antecedentes por amenazas, tráfico de estupefacientes, hurto y porte ilegal de armas de fuego, quedó bajo medida de aseguramiento intramural por extorsión, en grado de tentativa.

(Además, puede leer: Jóvenes, esperanza en el porvenir del Valle del Cauca)

La Policía Metropolitana Santiago de Cali dice que «estará atenta a los requerimientos de la ciudadanía e invita a la comunidad a que hagan parte de la campaña “Yo no Pago, Yo Denuncio”, la cual busca que personas víctimas de extorsión y secuestro denuncien de manera inmediata. Pueden comunicarse a la línea 165 ó la línea a nivel nacional 01 8000 91 1129, donde personal profesional garantiza completa confidencialidad».

Lea más noticias de Colombia

Karol, la deportista que perdió sus brazos y lucha por prótesis


Fuente