Espada de Bolívar es la espada del pueblo dice Petro en posesión – Gobierno – Política


El presidente de la República, Gustavo Petro Urrego, dio su primera orden como jefe de Estado momentos después de haber tomado juramento del cargo y minutos antes de posesionar como vicepresidenta a Francia Márquez: ordenó a la Casa Militar traer la espada del Libertador Simón Bolívar. «Una orden del mandato popular y de este mandatario”, dijo.

(Lea: La espada de Bolívar que Duque no prestó y Gustavo Petro ordenó traer a posesión)

Con sus palabras, la espada se convirtió en uno de los elementos protagonistas de la jornada. No solo porque el Presidente interrumpió la ceremonia hasta que la espada fuera llevada a la plaza de Bolívar, sino porque el presidente saliente, Iván Duque, había dado la orden de no prestarla, junto a la paloma de paz que regaló el artista Fernando Botero.

Según dijo el equipo de Petro, durante tres semanas se cumplieron todos los requisitos ante el Ministerio de Cultura, el Museo Nacional y la Quinta de Bolívar para que la espada pudiera estar en los actos protocolarios como un símbolo “de libertad, unidad, esperanza y vida”.

Además, el equipo contaba con una póliza tomada por el Ministerio de Cultura que cubría todo riesgo y amparos establecidos para las garantías de traslado de la histórica espada.

(También: Gustavo Petro: así se está conformando el gabinete de ministros)

Pasadas las 4 de la tarde, la espada llegó a la plaza de Bolívar, escoltada por integrantes del Batallón Guardia Presidencial en medio de vítores, y solo en ese momento el presidente Petro Urrego empezó su discurso.

“Llegar aquí junto esta espada para mí es toda una vida, una existencia. Esta espada representa demasiado para nosotros, para nosotras. Quiero que nunca más esté enterrada, quiero que nunca más esté retenida, que solo se envaine como dijo su propietario, el Libertador, cuando haya justicia en este país”, señaló el mandatario.

(Siga leyendo: Estos son los 10 proyectos que el nuevo Presidente espera sacar en 100 días)

Que sea del pueblo. Es la espada del pueblo y por eso la queríamos aquí, en este momento y en este lugar

“Que sea del pueblo. Es la espada del pueblo y por eso la queríamos aquí, en este momento y en este lugar. Quizás para los próximos presidentes y presidentas, cuando se posesionen, se vuelva un hecho permanente, protocolario, simbólico que los acompaña siempre, que las acompañe siempre la espada libertaria de Bolívar”, agregó.

El Presidente dio todo su discurso con la espada en la tarima y a su lado derecho e, incluso, en medio de este, hubo cambio de guardia del elemento que terminó convirtiéndose en un símbolo cuando fue robada por la guerrilla del M-19, de la cual hizo parte Petro, el 17 de enero de 1974. La espada estaba en la Quinta de Bolívar en Bogotá y fue hurtada por cinco personas, junto con las espuelas y los estribos de plata que utilizaba el Libertador.

(No deje de leer: Verónica Alcocer, la nueva primera dama, rompe el molde y lucirá un enterizo)

Después del hecho, considerado la carta de presentación del M-19, su paradero fue una incógnita con múltiples rumores. Hasta que el 31 de enero de 1991, Antonio Navarro Wolff, Otty Patiño, Germán Rojas Niño y Libardo Parra, cuando ya la guerrilla se había desmovilizado, la entregaron. Desde entonces, la espada ha estado en la Casa de Nariño.

Una vez finalizado el discurso, el presidente Petro se retiró de la plaza de Bolívar y se dirigió a la plaza de Armas de la Casa de Nariño, acompañado de su familia, y delante de ellos iban los integrantes del batallón que llevaban la espada de regreso.

El histórico elemento fue ubicado a un costado de la plaza mientras el Presidente recibió los honores militares de las Fuerzas Armadas y fue ubicado de nuevo en la Casa de Nariño antes de que Petro entrara por primera vez al palacio presidencial.

(Lea además: ‘Clan del Golfo’ anuncia cese unilateral del fuego)

Y, una vez dentro, el presidente Petro junto a la primera dama, Verónica Alcocer, y sus hijos rindieron un homenaje antes de continuar con la agenda del día.

justicia@eltiempo.com
@JusticiaET


Fuente