Evitan fuga en estación de Policía de Cali, tras amotinamiento – Cali – Colombia


Un nuevo intento de fuga se presentó en otra estación de Policía, en Cali.

El primer caso sucedió en la estación del barrio La Flora, en la madrugada del 19 de julio pasado.

Esta vez se habría tratado de dar un amotinamiento en la estación del barrio El Lido.

Estas instalaciones están en el sur de la capital del Valle del Cauca.  Este hecho sucedió este viernes, 29 de julio, 10 días después de la fuga inicial en el norte caleño. 

(Lea también: Alerta por primer caso de viruela del mono en el Valle: se detectó en Cartago)

Según la Policía Metropolitana de Cali, el motín fue disuelto y no hubo heridos o víctimas fatales que lamentar.

Sin embargo, el caso, como el de La Flora, puso, nuevamente, el tema por el hacinamiento en las 22 estaciones de Cali

En la estación de Policía de El Lido hay 111 capturados, pese a que la capacidad es para solo 16 personas

«Se refuerza la medidas de seguridad y el control de estas personas, manteniendo el respeto por sus derechos», informaron en la Policía.

En las estaciones de Policía había más de 2.162 detenidos hasta el 19 de julio, es decir, un promedio de 98 personas por cada una de estas instalaciones. En su mayoría, solo hay una celda con capacidad de 5 a 15 capturados.

(Además: Adopciones en Valle, un parto de hasta 5 años: 367 niños esperan un hogar)

Es así que en la estación de Policía del barrio La Flora había 84 detenidos hasta que 36 de ellos se fugaron en la madrugada del martes 19 de julio.

Según el comandante de la Policía Metropolitana de Cali, general Juan Carlos León, van 12 recapturados de entre los 36 que se escaparon de la estación del barrio La Flora, es decir, que aún quedan pendientes 24 por detener.

Van 12 recapturados de entre los 36 que se escaparon de la estación del barrio La Flora, es decir, que aún quedan pendientes 24 por detener

El oficial indicó que el hacinamiento en las estaciones alcanzó al 19 de julio, el 475 por ciento y ahora está en 342 por ciento, en las 27 estaciones de Cali y de los municipios que conforman el área metropolitana. Solo en Cali hay 22 estaciones.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, recordó su petición al Gobierno Nacional este año, luego de la tragedia en la cárcel de Tuluá, cuyo incendio ya deja 55 muertos, desde la madrugada del pasado 28 de junio.

/Puede leer: Estos son los municipios del Valle donde el tapabocas es obligatorio)

El mandatario de la capital vallecaucana insiste a la Nación en su petición de declarar la emergencia carcelaria para que la ciudad, como ente territorial, pueda tener recursos y opciones que permitan soluciones a corto, mediano y a largo plazo.

Ospina considera que el hacinamiento en estaciones y cárceles es un problema nacional.

Solamente, en la cárcel de hombres Villahermosa, en Cali, según la Personería, había hasta el 19 de julio, 4.563 internos, pese a ser un penal cuya capacidad no debería superar los 1.900; hay 1.341, sindicados y 3.222 son condenados.

El secretario (e) de Seguridad de Cali, Jimmy Dranguet, anunció que se han venido estudiando 30 predios para descongestionar las estaciones de Policía y en uno, ubicado en el sur, sería viable concentrar a unos 400 detenidos.

El comandante de la Policía Metropolitana dijo que por cada estación hay dos policías por turno, arrojando de ocho a 10 uniformados al día.

El personero de Cali, Hárold Cortés, se sumó al llamado. Solo en 2021, funcionarios de la Personería encontraron hasta un 500 por ciento de hacinamiento en estaciones con 60 u 80 capturados.

El funcionario recordó que en Cali se llevan décadas a la espera de soluciones.

Una de ellas que se quedó en el papel fue la construcción de tres pabellones en el mismo terreno de la cárcel Villahermosa que implicaban una inversión de unos 16.000 millones de pesos. Fue un proyecto que se había discutido hace cuatro años con delegados del Ministerio del Interior y de la Gobernación del departamento.

Se había planteado que se construiría un primer módulo para luego pasar al segundo y al tercero. La idea era que allí se concentrarían a los sindicados que están, en su mayoría, en las estaciones de Policía del distrito, así como en los otros pabellones de Villahermosa.

Pero todo se quedó en intenciones y nada de hechos.

En el Concejo de Cali temen que por el hacinamiento se pueda repetir la emergencia que sucedió en Tuluá, en junio de este año.

CALI


Fuente