Hallan cuerpo de joven desaparecido en río Magdalena tras jugar a la ouija – Barranquilla – Colombia


Una semana después de haber desaparecido en las aguas del río Magdalena, pescadores encontraron el cuerpo del joven de 17 años, al que su familia de forma desesperada había buscado sin cansancio, y del que no se tuvo más noticias luego de haber «jugado a la tabla ouija junto a los dos amigos con los que estaba».

Se trata de Juan David Santana Ospino, quien fue hallado en las inmediaciones del parque Isla Salamanca, en la mañana del viernes.

(Lea: Los jueves parecen viernes: empleados de empresa con semana laboral de 4 días)

Pescadores encontraron el cadáver en avanzado estado de descomposición y lo llevaron hasta el sector de Siape. Hasta allí llegaron las autoridades, así como sus familiares para reconocer el cuerpo, que fue más fácil de identificar por el tatuaje con el número 777 que tenía en el pecho.

Los hombres que hallaron el cuerpo del joven lo metieron en un saco y lo enterraron por el alto grado de descomposición que tenía, pero luego, peritos forenses hicieron la inspección técnica del mismo.

(Además: ‘Me llena de arrepentimiento y dolor’: Mancuso a víctimas en Barranquilla)

Había jugado a la tabla ouija

“Se pusieron a jugar a la tabla ouija. Uno de los amigos le dijo que no quitara la mano de la tabla porque era malo. Estaban preguntando cómo ganarse la lotería, él quitó la mano porque dijo que no creía en eso”, dijo la madre del joven, Adriana Ospino, al portal Zonacero.

La mujer agregó que, después de eso, se fueron a dormir, pero a la medianoche se levantaron por falta de sueño y el que tuvo la iniciativa de jugar a la ouija los invitó a la orilla del río Magdalena.

(También: Monómeros: Lo que viene tras registro de nueva junta directiva de Maduro)

Estando en el lugar, el adolescente y otro amigo decidieron bañarse en este cuerpo de agua, sujetándose a una cuerda amarrada en un árbol. Sin embargo, la soga se desprendió y el joven fue arrastrado por la corriente, mientras que su amigo logró nadar hasta ponerse a salvo.

BARRANQUILLA


Fuente