Joe Biden habla sobre la muerte de Ayman al Zawahiri jefe de Al Qaeda – EEUU – Internacional

El presidente Joe Biden anunció este lunes por la noche la muerte del líder de Al Qaida, Ayman al Zawahiri, en un ataque con dron el fin de semana en Afganistán, un nuevo golpe a la organización terrorista.

(Le puede interesar: La humanidad está a ‘un error de cálculo de la aniquilación nuclear’, dice ONU)

“El sábado, bajo mis órdenes, Estados Unidos llevó a cabo un ataque aéreo sobre Kabul, en Afganistán, que mató al emir de Al Qaida, Ayman al Zawahiri”, afirmó el presidente, que habló desde la Casa Blanca.

(No deje de leer: Venezuela cedería un millón de hectáreas a Irán para el cultivo de cereales)

Se ha hecho justicia y este líder terrorista ya no está”, dijo Biden en un discurso televisado.

Ayman al Zawahiri era uno de los terroristas más buscados en el mundo por Estados Unidos, que prometía 25 millones de dólares por cualquier información que permitiera detenerle. Al Zawahiri se puso al frente de la nebulosa yihadista en 2011, tras la muerte de Osama Bin Laden a manos de un comando estadounidense en Pakistán.

Zawahiri, en paradero desconocido por más de diez años, era considerado el cerebro de los atentados del 11 de septiembre de 2001 que causaron casi 3.000 muertos en Nueva York.

(Lea además: Nueva York declaró estado emergencia por la viruela del mono)

El número dos de Al Qaida, Abdulá Ahmed Abdulá, murió en agosto de 2020 en las calles de Teherán a manos de agentes israelíes durante una misión secreta dirigida por Washington, según informó en su día el diario The New York Times. Su muerte asestó un duro golpe a la organización terrorista, debilitada ya de por sí y a la que el grupo Estado Islámico (EI) le había robado la notoriedad.

(Lo invitamos a leer: Daniela Montemayor, la quinceañera mexicana que murió en su fiesta de cumpleaños)

Ayman al-Zawahiri.

Fotografía de archivo del 9 de septiembre de 2004 que muestra una captura a una cinta de vídeo en la que aparece Ayman al-Zawahiri

Los atentados contra el World Trade Center y el Pentágono convirtieron a Bin Laden en el enemigo número 1 de Estados Unidos

Cuando en 2011 heredó una organización decrépita, Ayman al Zawahiri, de 71 años, debió, para sobrevivir, multiplicar las «franquicias» y sus juramentos de lealtad circunstanciales, desde la Península Arábiga hasta el Magreb, desde Somalia hasta Afganistán, Siria e Irak. A finales de 2020 se rumoreó que había muerto de una enfermedad cardíaca, pero reapareció en un video.

El lunes un funcionario del gobierno estadounidense anunció que Estados Unidos llevó a cabo durante el fin de semana una «operación antiterrorista contra un importante blanco de Al Qaida» en Afganistán.

La operación «fue exitosa y no hubo víctimas civiles», dijo. Este anuncio se produce casi un año después de la caótica retirada de las fuerzas estadounidenses de Afganistán, que permitió a los talibanes recuperar el control del país veinte años después de ser derrocados.

A mediados de julio Estados Unidos anunció que mató al líder del grupo Estado Islámico (EI) en Siria, Maher al Agal, durante un ataque con drones, una operación que «debilitó considerablemente la capacidad» de la organización «para preparar, financiar y llevar a cabo operaciones en la región», afirmó un portavoz militar estadounidense.

Bin Laden y al- Zawahri forjaron un vínculo de amistad a finales de la década de 1980, cuando el cirujano trató al millonario saudí Bin Laden en las cuevas de Afganistán mientras los bombardeos soviéticos sacudían las montañas que los rodeaban.

Los atentados contra el World Trade Center y el Pentágono convirtieron a Bin Laden en el enemigo número 1 de Estados Unidos, pero es probable que nunca hubiera podido llevarlos a cabo sin su adjunto, quien aportó las tácticas y las habilidades organizativas necesarias para forjar militantes en una red de células en países en todo el mundo.

(Le recomendamos leer: Cómo opera el temido Tren de Aragua, la megabanda criminal de Venezuela)

¿Quién era?

Zawahiri nació en una prominente familia egipcia que incluía profesores y un embajador. Luego, él se convirtió en cirujano.

En una edad temprana,Zawahiri criticó al gobierno secular de Egipto, al que consideraba apóstata. De hecho, él y un puñado de amigos comenzaron una célula yihadista cuando aún estaba en la secundaria.

Su objetivo era derrocar al líder egipcio Gamal Abdel Nasser, a quien consideraban demasiado occidental, y establecer una teocracia, según Fawaz Gerges, autor de ¿Por qué la yijad se volvió global? Zawahiri finalmente fundó la Yihad Islámica Egipcia, que se fusionó con Al Qaeda en 1998.

Los fiscales lo acusaron de tener un papel en los atentados terroristas de 1998 contra las embajadas estadounidenses en Tanzania y Kenia.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con AFP y Bloomberg


Fuente