Marcos Calarcá habla sobre Comunes y el acuerdo de paz – Congreso – Política

Un tratamiento jurídico diferencial para quienes se han visto obligados a sembrar «productos ilícitos» y para las madres cabeza de familia que, por diferentes razones, «se han visto involucradas en ilícitos» son algunas de las propuestas que el Partido Comunes llevó al Congreso.

Uno de sus congresistas, el exjefe guerrillero ‘Marcos Calarcá’, también conocido como Luis Alberto Albán, le habló a EL TIEMPO sobre estas iniciativas y afirmó que para lograr una paz completa es necesario un acuerdo con el Eln y que las bandas dedicadas al narcotráfico dejen de delinquir.

(En otras noticias: Humberto de la Calle presentó renuncia a primas como congresista)

¿Cuál es la expectativa del Partido Comunes frente a la agenda legislativa del nuevo gobierno?
Lo que pensamos desde la bancada es que es muy importante el tema legislativo. Darles los últimos retoques a los proyectos de ley que se van a radicar, fundamentalmente la reforma tributaria, la política y la rural integral en este primer año. De otro lado está la participación popular, los aportes de la gente, de las comunidades a lo que sería el Plan Nacional de Desarrollo. Es decir, qué es lo que la gente está esperando, qué es lo que necesita. Se trata de plasmar la participación política de la gente y cómo se va a hacer, y la veeduría del tema. Estamos ante la posibilidad, por primera vez en el país, de que se escuche la voz de la gente.

Hace algunos días el partido radicó proyectos de ley orientados a avanzar en lo resta de implementación del acuerdo de paz. ¿Cuáles son estas iniciativas?
Más a seguir implementando, a empezar a implementar, porque este gobierno se dedicó a no cumplir. Los proyectos tienen que ver, por ejemplo, con la reforma política que está en el punto dos del acuerdo, con unas precisiones de los derechos del campesinado y en el entorno al tema jurídico.

Estamos ante la posibilidad, por primera vez en el país, de que se escuche la voz de la gente

¿Cómo es este último tema?
Por ejemplo tratamiento penal diferenciado no solamente para las personas que han estado obligadas por la circunstancias a cultivar productos de uso ilícito, sino también para las madre cabeza de familia que, por uno u otro motivo, se han visto involucradas en ilícitos. Es una diferenciación para favorecer a la gente.

¿Qué opinión tiene del propósito de la ‘paz total’ de la que ha hablado del presidente entrante, Gustavo Petro?
Es el camino. Eso es lo que hemos venido planteando también. La paz completa no puede ser un proceso de islas. La implementación de lo acordado con las antiguas Farc son principios de solución a los diferentes problemas que tiene el país. Por eso es fundamental esa implementación correcta. Pero al lado de esto también es necesaria la construcción de un acuerdo con el Eln y además buscar las diferentes formas para que los otros grupos delincuenciales dejen de delinquir.

Héctor Fabio Zamora

El expresidente Juan Manuel Santos y el jefe del partido Comunes, Rodrigo Londoño.

Foto:

Héctor Fabio Zamora/ CEET

¿Qué decir del asesinato de policías que emprendieron algunas de estas bandas criminales en los últimos días?
Desde todo punto de vista esto es condenable. Esta no es la forma de hacer méritos ante la población. Los que mueren son pueblo también y se trata es, precisamente, de generar las condiciones para que eso nunca vuelva a ocurrir.

Hablando del partido, ¿cómo se recibieron las recientes renuncias de figuras como Victoria Sandino y Joaquín Gómez?
La realidad es que esas son unas renuncias recicladas. Cada vez que hay una reunión nacional del partido, estas personas les da por renunciar. Ya van como por la cuarta vez y cada vez meten más gente que no tiene nada que ver. Gente que no está ni siquiera en el partido. Esta vez tuvieron una respuesta con la que les tocó rectificar, porque mucha gente escribió a la dirección del partido diciendo que no tenían nada que ver con esas renuncias. Incluso ahí hay temas de corte penal, porque están utilizando el nombre de la gente para cosas que nadie ha autorizado. Cada reunión nacional ellos se inventan esas renuncias para que les den propaganda

¿Y cuál es la queja de ellos?
Que no hay democracia, porque tienen un concepto muy particular de la democracia, que es hacer lo que a ellos se les ocurre y no lo que la mayoría considera.

(Le puede interesar: ‘Haré oposición, pero no daño’: David Luna)


Fuente