Metro de Bogota no tiene reversa: dice la alcaldesa Claudia Lopez – Bogotá


«La primera línea del Metro de Bogotá no tiene ninguna reversa». Esta fue una de las declaraciones que dio este jueves la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, durante su intervención en el evento de inauguración de la Fundación Centro de Tratamiento e Investigación sobre Cáncer Luis Carlos Sarmiento Angulo (CTIC).

(Le puede interesar: Metro, dos pasos adelante y uno atrás | Opinión)

(Para seguir leyendo: Peñalosa le responde a Petro por el metro: ‘es un problema patológico’)

La mandataria distrital, durante su discurso, se refirió a varios de los proyectos que han avanzado durante su administración.

«Aquí que veo al doctor Germán Vargas (Lleras), que no teníamos la oportunidad de conversar cuando empezaba mi mandato. Y él me decía ‘yo me voy un poco frustrado. No pudimos avanzar en mejorar las salidas y entradas a Bogotá’ (…). Señor vicepresidente, quier contarle que gracias al esfuerzo y trabajo conjunto del gobierno presidente Iván Duque, de nuestra alcaldía, de nuestros equipos de movilidad hoy la ALO Sur está en construcción, no en papeles; la ampliación de la Autopista Norte está en construcción, no en papeles; (…) y en apenas pocos días firmaremos con el presidente de la república el convenio de cofinanciación que le permitirá tener a Bogotá no solo su primera línea de metro, que no tiene ninguna reversa, sino empezar el año entrante la construcción de la primera línea del metro, la segunda subterránea», detalló López.

Además, se sostuvo en que «la primera línea del Metro entrará en funcionamiento en 2028 y la segunda, en 2032».

(Además: Gustavo Petro opinó sobre el metro de Bogotá y lo comparó con el de Quito)

Este pronunciamiento se da después de un pronunciamiento del presidente electo, Gustavo Petro, sobre el proyecto de la Línea 1 del Metro de Bogotá. 

«Bogotá y Quito arrancaron más o menos al mismo tiempo sus proyecto de metro. Ellos lo terminaron. La decisión de suspender el proyecto metro subterraneo de Bogotá trajo como consecuencia que los USD 7.000 millones que valía, 14 billones de pesos para el 2016, hoy son 30 billones (…) La simple decisión de no continuar el proyecto que ya tenía estudios terminados le cuesta al país y a Bogotá, 16 billones de pesos adicionales. Una lección de lo que significa las malas decisiones políticas.», trinó Petro el sábado. 

Desde campaña, Petro se ha referido a la Línea 1 del Metro, que se contrató como elevada en la administración de Enrique Peñalosa. 

«Hasta ahora no hay estudios. La empresa que contrató Peñalosa, de origen chino, no ha presentado estudios de Metro elevado (…) Si así avanzan estos meses, no puedo preguzgar. (Pero) si no avanzan esos estudios y llegamos a la realidad de un nuevo gobierno, creamos una comisión para hablar con la empresa china, verificar por qué no ha entregado los estudios, verificar si tiene aunque sea unos estudios parciales», indicó Petro en marzo e incluso llegó a asegurar que podría «compararlos con los estudios de metro subterráneo y tomar la decisión costo beneficio más favorable para la ciudad de Bogotá».

Como ya había explicado este diario en marzo de este año, cuando la polémica revivió, la Línea 1 ya tiene estudios en fase I y fase II. Faltan los de fase III, los de detalle. Se espera que los estudios estén listos este año para que, en enero de 2023, inicie la construcción en forma del viaducto. Actualmente, hay preconstrucción en frentes como el Patio Taller, el deprimido de la calle 72 y los traslados de redes

EL TIEMPO 


Fuente