Papa Francisco termina su viaje penitencial en Canadá – EEUU – Internacional

El papa Francisco se dirige este viernes a Nunavut, en el Ártico canadiense, en la escala final de su viaje para pedir perdón por los abusos a niños indígenas en internados de la Iglesia católica.

(Le podría interesar: Canadá pide mayor compromiso del papa para su ‘reconciliación’ con indígenas)

El pontífice de 85 años pronunciará un discurso en Quebec antes de viajar a Iqaluit, capital y mayor ciudad del vasto territorio Nunavut. Allí se reunirá por primera vez con sobrevivientes de escuelas residenciales que alojaban a niños indígenas arrancados a sus padres y forzados a dejar su lenguaje y cultura nativa.

(Le podría interesar: Papa pide ‘no oprimir nunca la conciencia de los demás’ en misa en Canadá)

Papa Francisco en su visita a Canadá.

Papa Francisco en su visita a Canadá.

Luego, el Papa estará en un evento público del pueblo Inuit.

«No resolverá nada pero una disculpa ante el mundo significa mucho para nosotros», dijo a AFP Elisapee Nooshoota, de la comunidad de Iqaluit, que forman unas 7.000 personas.

Desde fines del siglo XIX hasta la década de 1990, el gobierno de Canadá envió forzadamente a unos 150.000 niños indígenas a internados a cargo de la Iglesia católica.

Muchos sufrieron allí abusos físicos y sexuales y se cree que miles murieron por desnutrición, enfermedades, maltrato o negligencia.

Al iniciar su visita a Canadá el lunes, el papa pidió públicamente disculpas por los abusos.

‘Deberían estar haciendo más’

Papa

El papa a su llegada a Canadá.

Muchos sobrevivientes dijeron que ese pedido de perdón fue abrumador, pero para otros fue apenas el comienzo de un proceso de sanación y reconciliación.

«Deberían estar haciendo más con orientación, con centros de bienestar, de recuperación», dijo la residente de Iqaluit, Israel Mablick, de 43 años y sobreviviente de una de esas escuelas.

Otros señalaron que el Papa no mencionó expresamente los abusos sexuales contra niños de las Primeras Naciones, inuits y mestizos, y en Iqaluit varios advirtieron lo mismo.

Francisco no «reconoció el rol institucional de la Iglesia Católica Romana en la protección de los abusadores», dijo Kilikvak Kabloona, directiva de una organización inuit en Nunavut.

«Esa protección permite que crezca la violencia sexual y esperamos una disculpa por los abusos sexuales», dijo.

Se espera también que se solicite al papa que se ocupe del caso del sacerdote fugitivo francés Johannes Rivoire, de 93 años, que está acusado de abusar de niños inuits en Nunavut y luego huir a Francia.

El papa es el líder de la Iglesia católica y (…) puede requerir que Rivoire enfrente cargos.

Este año la policía de Canadá libró una nueva orden de captura en su contra y una delegación del pueblo inuit le pidió a Francisco que se involucre en el caso.

El líder espiritual de 1.300 millones de fieles comenzó el lunes su viaje de seis días en
el oeste de Canadá movilizándose mayormente en silla de ruedas debido a problemas
en su rodilla derecha.

Canadá

Comunidades indígenas canadienses durante encuentro con el Papa Francisco.

Foto:

Chip Somodevilla/Getty Images/AFP

‘limitadas posibilidades físicas’

El papa Francisco se reunió este viernes en Quebec, en su última jornada de su viaje a
Canadá, con los representantes de los indígenas a quienes aseguró que visitó a pesar
de sus «limitadas posibilidades físicas»,
por su dolor en una rodilla que le impide caminar, para «dar pasos adelante en la reconciliación» con ellos tras el mal que les causó la Iglesia.

He venido como peregrino, con mis limitadas posibilidades físicas, para dar nuevos pasos adelante con ustedes y para ustedes.

Francisco se despidió de los representantes de los pueblos originarios en la sede del arzobispado.

A ellos reiteró: «el dolor que llevo en el corazón por el mal que no pocos católicos les causaron apoyando políticas opresivas e injustas», en referencia a las escuelas, muchos
de ellos gestionados por la Iglesia, donde fueron internados cerca de 150.000 niños indígenas que sufrieron toda clase de abusos.

«He venido como peregrino, con mis limitadas posibilidades físicas, para dar nuevos pasos adelante con ustedes y para ustedes; para que se prosiga en la búsqueda
de la verdad, para que se progrese en la promoción de caminos de sanación y reconciliación», dijo Francisco. «No he venido como turista», añadió.

Francisco

Papa Francisco durante si visita a Canadá.

Foto:

Vincenzo PINTO / AFP

El papa describió que de este viaje se lleva «el tesoro incomparable hecho de personas y
de pueblos que me han marcado; de rostros, sonrisas y palabras que permanecen en mi interior; de historias y lugares» que, dijo, no podrá olvidar.

Valoró de los indígenas que «ese sentido de familiaridad y de comunidad» ante un mundo tan individualista así como «el vínculo entre los jóvenes y los ancianos, y custodiar una relación sana y armoniosa con toda la creación».

Me atrevo a decir, si me lo permiten, que ahora, en cierto sentido, yo también me siento parte de vuestra familia, y me siento honrado.

Y concluyó deseando que continúe «la gran obra de sanación y reconciliación tan agradable a Dios». 

El papa Francisco se ha movido durante todo este viaje en silla de ruedas para poder trasladarse a los lugares de los eventos y ha permanecido casi siempre sentado, incluso durante la celebración de las misas, donde siempre ha contado  con una ayudante.

En algunas fotos se le ha podido ver caminar ayudado por un bastón o incluso con un deambulador cuando se trataba de pasillos estrechos.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de AFP y EFE

Más noticias del mundo:

Incertidumbre en la eurozona por nuevo récord de inflación en julio

Ucrania: Zelenski supervisa el primer cargamento de exportación de grano

Argentina: oposición cuestiona la elección de Massa como ministro de Economía


Fuente