Accionistas buscan fortalecer entidades financieras a través de millonarias capitalizaciones

El último año no ha sido el mejor para el sector financiero colombiano, que no solo visto disminuir sus utilidades sino que, incluso, algunas de sus entidades han terminado con números rojos en sus balances. El más reciente reporte de la Superintendencia Financiera con corte a abril muestra que las ganancias del conjunto de establecimientos vigilados cayeron más de 46,3 por ciento anual. Dentro de estas, las de las entidades crediticias se contrajeron 42 por ciento anual y, de manera particular, las de los bancos retrocedieron 33 por ciento en el mismo periodo.   

Conforme a los criterios de

Hasta el cierre de abril pasado 27 vigilados por la Superfinanciera reportaban pérdidas, de los cuales 11 eran bancos y las demás, correspondían a compañías de financiamiento, corporaciones financieras y una entidad oficial. En ese último año, cinco ingresaron a ese grupo de establecimientos con resultados negativos.

La propia Superfinanciera, el Banco de la República, así como la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras (Asobancaria) han reiterado que pese a esa situación, el sistema financiero colombiano ‘goza de muy buena salud y solidez’, y que sus indicadores de solvencia y liquidez así lo ratifican, pues se encuentra varios puntos por encima de los mínimos exigidos.

Según el ente de vigilancia, “la solvencia total de los bancos se ubicó en 16,2 por ciento, en 48,5 por ciento para las corporaciones financieras, 16 por ciento para las compañías de financiamiento y 38,1 por ciento% para las cooperativas financieras“, al cierre de abril pasado.

Las operaciones

Cuando Malagón llegó a la Asobancaria, la inclusión financiera de Colombia era del 81 por ciento. Hoy está por en encima del 92 por ciento.

Cuando Malagón llegó a la Asobancaria, la inclusión financiera de Colombia era del 81 por ciento. Hoy está por en encima del 92 por ciento.

Foto:Foto: Asobancaria

Jonathan Malagón, presidente de la Asobancaria, no solo advierte que la solidez del sistema financiero no solo es evidente sin que los accionistas de las entidades están comprometidos a mantener su fortaleza patrimonial y señaló que en el último año se han realizado 12 inyecciones de capital a nueve establecimientos del sector.

Desde el órgano de vigilancia y control del sistema financiero colombianos dan fe de estos procesos y advierten que la inyección de recursos, que supera los 2,8 billones de pesos entre operaciones ejecutadas y algunas que están por venir, se han realizado a través de dos vías: capitalización directa y por medio de deuda subordinada.

Entre las entidades que sus accionistas han realizado el trámite de capitalización ante la Superfinanciera se encuentran Scotiabank Colpatria, Banco Falabella, Banco Popular, Banco Pichincha, Mibanco, Bancamía, Lulobank y las compañías de financiamiento Tuya, Iris, Juriscoop y Rappipay. 

Como se recuerda, una de las mayores capitalizaciones realizadas este año fue la del Banco Davivienda a través de una emisión de acciones que le representaron recursos ‘frescos’ de sus accionistas del orden de los 720.000 millones de pesos.

En abril del presente año las directivas del BBVA Colombia anunciaron que la entidad realizará una emisión de acciones ordinarias hasta por el equivalente en pesos de 220 millones de euros (unos 950.000 millones de pesos) para futuras capitalizaciones, con el fin de continuar ejecutando su plan estratégico en el país.  

“Los recursos, producto de la emisión, se destinarán al crecimiento de la operación en Colombia, en línea con la estrategia de crecimiento orgánico y con el ritmo de inversión que la entidad viene realizando en el país, y además permitirán fortalecer sus tasas de capital, manteniendo márgenes de gestión apropiados sobre el mínimo regulatorio en un contexto de exigencia creciente”, indicaron.

Mayor compromiso

Jabar Singh, presidente y CEO de Scotiabank Colpatria

Jabar Singh, presidente y CEO de Scotiabank Colpatria

Foto:Scotiabank Colpatria

Jabar Singh, presidente de Scotiabank Colpatria, le dijo a EL TIEMPO que los accionistas del el banco están comprometidos con el banco y el país, y prueba de ello es el anuncio de una nueva capitalización de la entidad.

“En 2023 capitalizamos el banco por 250.000 millones de pesos en una operación que anunciamos en julio y que se cristalizó en octubre de ese mismo año. En mayo pasado, en una asamblea de accionistas se acordó la próxima capitalización que requiere el banco en 2024 con miras a cuidar dos indicadores fundamentales, solvencia y liquidez, en los cuales hay buenos niveles. Colombia tiene un sistema financiero robusto desde el punto de vista de capital y listo para apoyar la reactivación que el país que requiere”, señaló el directivo.

Aclaró que, aún no se ha definido el monto y que esa decisión ratifica el plan estratégico a cinco años que inicia en el 2024 hasta el 2028 a poyando las tres líneas de negocios que tienen en banca personal, banca patrimonial y la banca corporativa y empresarial.

César Ferrari llegó a la Superintendencia Financiera hace cerca de 11 meses, desde entonces adelanta una modernización de la supervisión del sector financiero.

César Ferrari llegó a la Superintendencia Financiera hace cerca de 11 meses, desde entonces adelanta una modernización de la supervisión del sector financiero.

Foto:Superintendencia Financiera

Para César Ferrari, superintendente Financiero, es claro que los accionistas les están inyectando más recursos a las entidades porque están convencidos de su interés de continuar haciendo negocios en un sector que es sólido. “Las capitalizaciones se hacen en función de si le ves futuro a esa capitalización, porque meter plata para seguir perdiendo plata no tiene mucho sentido”, dice.

Lo que muestran las estadísticas de la Superfinanciera es que 11 entidades ha realizado capitalizaciones directas o de deuda subordinada con el fin de elevar sus indicadores de solvencia. “Las capitalizaciones directas se acercan a 1,1 billones de pesos y las de deuda subordinada por 1,7 billones, por lo que en total se ha inyectado capital por 2,8 billones de pesos, manteniendo los indicadores de solvencia por encima del nivel regulatorio. El ponderado de todo el sistema financiero es del 17,6  por ciento”, subrayó el funcionario.

Según lo mencionado por Ferrari, la capitalización del Banco Popular fue con deuda subordinada; la del Scotiabank Colpatria, Banco Falabella y Tuya una mezcla de inyección directa de recursos y deuda subordinada; mientras las de los bancos Pichincha, Mibanco y Lulobank, fueron capitalizaciones directas.



Fuente