Mujeres en la criminalidad y en bandas de Cali – Cali – Colombia


Cada vez que hay capturas masivas de miembros de la temida banda los ‘Haitianos’, este grupo armado vuelve y se reagrupa para cometer homicidios, extorsiones, desapariciones, y tráfico de armas y droga.

Sus integrantes se mueven entre los barrios El Vergel, Comuneros I y El Vallado, todos sectores vulnerables de la comuna 15, en el suroriente de Cali.

(Lea también: Adopciones en Valle, un parto de hasta 5 años: 367 niños esperan un hogar)

Allí, una mujer que había pagado más de tres años como condena por el delito de concierto para delinquir con fines de homicidio se volvió poderosa. Había salido de la cárcel en diciembre pasado. 

De acuerdo con investigadores de la Policía Metropolitana de la ciudad que venían siguiendo su rastro en los últimos meses, la mujer tiene 42 años y es conocida por el alias la Gorda.

Según la Policía y la Fiscalía, esta presunta cabecilla tenía un prontuario por tentativa de homicidio, extorsión, concierto para delinquir, desplazamiento intraurbano, hurtos y lesiones personales, pues ha sido vinculada como también presunta cabecilla de otra banda, la de los ‘Villa Luz’.

Este grupo ilegal amenaza, en especial, a transportadores en el exclusivo Ciudad Jardín, en la comuna 22, donde prestan servicios a usuarios que necesitan desplazarse al aledaño corregimiento La Buitrera, en la montaña, o hacia Jamundí, al sur de la capital vallecaucana.

Los transportadores y motoristas son obligados a pagar una cuota semanal de casi medio millón de pesos.

(Además: Estos son los municipios del Valle donde el tapabocas es obligatorio)

Pero no solo les imponían la condición de no dejarlos trabajar en esa zona.

Si no pagaban tampoco podían moverse hacia otros sectores de la ciudad, sea al norte, nororiente u oriente.

La comuna 15 contrasta con la 22, porque la primera es una población con deseos de progreso, pero está acorralada por la pobreza, la criminalidad y la delincuencia.

Aunque podría asumirse que ambas comunas están distantes se acorta distancia por espesos cañaduzales que, además, colindan con el río Cauca hasta llegar al vecino departamento del Cauca.

La Policía también informó que es una mujer temida, que era seguida por jóvenes, algunos menores con edades entre los 13 y los 15 años.

Tras un rastreo de sus pasos, uniformados la capturaron en mayo de este año con otros cinco presuntos integrantes de los ‘Villa Luz’.

De acuerdo con el comandante de la Policía brigadier general Juan Carlos León, fue una macrooperación del Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal (Gaula) de la fuerza pública.

Hubo 10 diligencias con allanamientos en Comuneros I, El Vallado, El Retiro, El Vergel, Ciudad Córdoba, en el oriente y suroriente caleño, y en Santa Elena, en el sur de Cali, así como en Jamundí.

(Puede leer: Así operaba el médico de las disidencias de las Farc)

Entre los capturados se encuentra un joven, de 18 años, quien sería la pareja sentimental de la ‘Gorda’. El joven «tenía detención domiciliaria desde 2019 por porte ilegal de armas de fuego”, dijeron en la Policía.

“Estas personas simulaban ser contratados por un grupo de sicarios al servicio de alias Fénix, quien es conocido como el encargado de coordinar envíos de droga a otros países. Intimidaban a sus víctimas obligándolas a pagar sumas semanales que oscilaban entre los 300 y los 400.000 pesos para permitirles el tránsito por Ciudad Jardín o zonas del oriente hasta llegar al barrio Los Alcázares, en el nororiente», anotaron en la Fuerza Pública. Si no pagaban, los amenazaban con matarlos. 

Intimidaban a sus víctimas obligándolas a pagar sumas semanales que oscilaban entre los 300 y los 400.000 pesos para permitirles el tránsito por Ciudad Jardín o zonas del oriente y nororiente

“La utilización de armas de fuego de la banda liderada por esta mujer, así como seguimientos hasta sus viviendas, eran los métodos implementados por los delincuentes para infundir temor y conseguir el pago de las extorsiones”, indicaron en la Policía. “En el operativo fueron incautadas un arma de fuego tipo revólver, un arma traumática, dos cartuchos y cinco celulares desde donde realizaban llamadas extorsivas», añadieron.

Los capturados están en presos, mientras avanzan las respectivas investigaciones.

La jefe de ambas bandas se encuentra en la cárcel de Jamundí, al tiempo que debe responder por los presuntos delitos concierto para delinquir agravado en concurso heterogéneo con extorsión agravada, porte ilegal de armas de fuego y utilización de menores para la comisión de delitos. La supuesta cabecilla es adiestrada en el manejo de armas de corto alcance.

Este año, se capturaron a otras tres mujeres que fueron parte de la banda de sicariato y tráfico de alucinógenos los ‘Calimío’, en la convulsionada comuna 21, en el oriente de Cali.

Ellas, según la Policía, trabajaban, sobre todo, como enlaces para la venta de drogas en esa zona.

Su captura se conoció el pasado 11 de julio con otros cinco presuntos integrantes.

“Estas personas suman, al menos, 30 anotaciones y antecedentes judiciales, siendo reincidentes en los mismos delitos”, explicaron en la Policía.

Hasta ahora, la Fiscalía y la Policía han podido determinar que la banda fue responsable de cuatro homicidios, entre ellos, el de un conductor de taxi, en 2021. Manejaban pistolas calibre 9 milímetros. Pero la lista de crímenes sería más grande. 

En enero de este 2022 también cayeron seis mujeres de la banda los ‘Nachos’ con cinco hombres.

Se dedicaban a cometer hurtos en residencias, mediante engaños a víctimas, simulando ser funcionarios de entidades de salud o de empresas transportadoras.

Lo hacían en las comunas 2, en el norte;  3 y 9, en el centro;  4 y 8, en el nororiente; 10 y 22, en el sur; 11, suroriente, y 19, suroccidente.

La ‘Pambelé’ y sus golpes

Una mujer a quien le dicen la ‘Pambelé’ es investigada por el presunto homicidio a golpes de un hombre este año.

En la investigación aparece que, presuntamente, se dedica al hurto a mano armada.

La Fiscalía informó que todo ocurrió el pasado 23 de abril, en el barrio Vista Hermosa, de Cali.

De acuerdo con la investigación, un ciudadano que había consumido licor y se desplazaba por este sector de la ladera de la ciudad cruzó algunas palabras con alias ‘Pambelé’ y con otra persona.

Al parecer, no se conocían y el encuentro terminó -presuntamente- con golpes con un palo, además de puños y patadas contra el hombre.

(Además: El general Zapateiro es carretudo: alcalde de Cali)

La Fiscalía indicó que la víctima tuvo graves heridas en el tórax y en la cabeza que le causaron la muerte.

Al parecer, el motivo de la ‘Pambelé’ para matar fue el robo, sostuvieron en la Fiscalía. Ella habría despojado a la víctima de su dinero, su reloj y un teléfono celular. Pero también robó sus zapatos y la correa del pantalón.

Luego de haber sido encontrado el cuerpo del hombre, las autoridades empezaron todo un operativo que terminó con la captura de la mujer, el pasado 12 de mayo, es decir, 26 días después del asesinato.

Por estos hechos, la Fiscalía le imputó cargos por los presuntos delitos de homicidio agravado en concurso con hurto calificado y agravado.

«Al avalar el material probatorio recaudado por el ente investigador, el Juzgado 31 Penal de Cali dictó medida de aseguramiento en contra de la mujer en establecimiento carcelario», informó la Fiscalía.

La detenida no aceptó cargos.

Una vez emitida la orden de encarcelamiento fue trasladada al pabellón de mujeres de la cárcel de Jamundí. 

La ‘Dura’, a pocos metros de la alcaldía de Cali

Una mujer, de 44 años, se volvió la ‘Dura’ del Bulevar del Río, uno de los atractivos turísticos de la ciudad, a pocos metros de la alcaldía de Cali.

Según la Fiscalía y la Policía, bajo su mando estaban supuestos vendedores de chitos y chicles para vender droga a transeúntes.

Con ella también estaban la ‘Flaca’, así como ‘Michael’, ‘Chunco’, ‘Jhonsito’ y ‘Muletas’.

(Puede leer: La historia de joven deportista que perdió sus brazos y lucha por prótesis)

“Se presume que estas personas comercializaban, al menos, 400 dosis de estupefacientes diarias, lo que les representaba ingresos criminales mensuales superiores a los 30 millones de pesos. Cabe resaltar que para evadir el control de las autoridades ocultaban las sustancias en los árboles y monumentos del lugar”, dijo el comandante de la Policía, al momento de la captura.

Un juez les impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario por los delitos de concierto para delinquir y tráfico de estupefacientes.

En Colombia son pocos los estudios o referencias para determinar el fenómeno de la criminalidad femenina en el país.

Sin embargo, en la Policía y en la Fiscalía en Cali informaron que las mujeres son menos propensas a cometer delitos.

Es así que en las 22 estaciones de Policía Metropolitana, de 2.192 capturados hasta el pasado 19 de julio, 139 eran mujeres.

Pese a la baja cifra no deja de preocupar que muchas de ellas vienen asumiendo roles determinantes dentro de la criminalidad en esta ciudad.

CALI


Fuente