‘¿Se paga energía o se come?’, dice obispo de Riohacha ante alza en tarifas – Otras Ciudades – Colombia


El obispo de la Diócesis de Riohacha, Monseñor Francisco Antonio Ceballos, asegura que en La Guajira, uno de los departamentos con más personas en pobreza extrema del país, los hogares deben sortear entre pagar energía o comer, por lo que hizo un llamado al Gobierno y a la empresa Air-e, para que cobren lo justo.

“Es muy difícil con un salario mínimo pagar los costos de energía, se paga energía o se come y la gente primero tiene que comer y después filosofar”, sostuvo Monseñor Francisco Antonio Ceballos.

(Además: Leidy Sánchez, asesinada, solo llevaba un mes como patrullera)

El obispo respaldó la protesta social

…en las últimas dos noches yo no pude dormir por el calor y si yo no pude dormir ¿cómo lo hará? la gente que está hacinada y en sitios no aptos

Monseñor se unió al clamor del pueblo guajiro y salió a caminar en la gran marcha de antorchas organizada por el frente amplio de usuarios de Servicios Públicos de La Guajira, para protestar de forma pacífica por el mal servicio de energía y el alza en las tarifas.

“Son las más altas de Colombia en un departamento que está empobrecido, uno realmente no sabe como hacen para pagar servicios, es decir que lo que queda de un sueldo mínimo es prácticamente nada, para poder alimentar a los niños”, indicó Ceballos.

(También: La tragedia de pareja que salió de Cartagena hacia EE. UU. y murió en ‘el hueco’)

El obispo respaldó la protesta social y aseguró que esta debe ser dialogada y concertada con la población e instituciones para que se logren tarifas justas, que la gente del común pueda pagar.

“No soy líder, pero me hago vocero porque he escuchado la voz del pueblo, y la he sentido: en las últimas dos noches yo no pude dormir por el calor y si yo no pude dormir ¿cómo lo hará? la gente que está hacinada y en sitios no aptos”, indicó Ceballos.

Explicó que la iglesia no puede ser indiferente al sufrimiento de la gente, «tenemos que ser la voz de los que no tienen voces, para hablar ante las autoridades competentes para que no se excedan en el cobro de las tarifas».

Monseñor lamentó que no todo el mundo salió a marchar de forma pacífica para exigir sus derechos

La gente no pide que le regalen absolutamente nada. No se puede regalar, pero no se pueden hacer cobros excesivos, es la energía más costosa

Ceballos asegura que como iglesia tienen los mismos problemas y mal haría en no acompañar a la gente en una manifestación pacífica como iglesia y de forma individual como obispo de la Diócesis.

“La gente no pide que le regalen absolutamente nada. No se puede regalar, pero no se pueden hacer cobros excesivos, es la energía más costosa”, puntualizó.

Monseñor lamentó que no todo el mundo salió a marchar de forma pacífica para exigir sus derechos, aun sintiendo la necesidad, para presionar de una u otra manera para que las tarifas no sean tan altas.

(Le puede interesar:  Seis civiles heridos en ataque del clan del golfo a patrulla de Policía en Sucre)

Al tiempo que recordó una cita del antiguo testamento “he escuchado la opresión de mi pueblo”, en la que Dios cita a Moisés para que acompañe al pueblo, por lo que trata de escuchar y acompañar esos clamores por mejores servicios de energía, agua, salud, debido a la carencia de estos básicos para la sociedad.

Se ven en apuros para pagar el servicio

Qué dirá la gente que gana un salario mínimo o que vive del rebusque o son vendedores informales. Pienso que la situación es muy difícil poder pagar lo que se está cobrando que son cobros excesivos

La iglesia no se escapa del alto costo en las tarifas, en promedio deben cancelar entre 10 y 12 millones de pesos mensuales en la Diócesis y a veces se ven en apuros.

“Qué dirá la gente que gana un salario mínimo o que vive del rebusque o son vendedores informales. Pienso que la situación es muy difícil poder pagar lo que se está cobrando que son cobros excesivos”, puntualizó Ceballos.

(Le puedo interesar: El pueblo del Cesar donde murciélagos invadieron colegios y no dejan dar clases)

También, llamó la atención al alza mensual del galón de la gasolina en Riohacha, que es una de las más costosa del país.

Eliana Mejía Ospino
Especial para El Tiempo
Riohacha


Fuente