SIP denuncia deterioro de salud de periodistas presos en Nicaragua – Latinoamérica – Internacional

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció esta semana un grave deterioro del estado de salud de seis periodistas que se encuentran encarcelados en Nicaragua. Algunos, incluso, estarían siendo torturados, según un comunicado de la organización.

(Lea también: La escritora Gioconda Belli fue vetada por gobierno de Nicaragua)

Entre los periodistas que se encuentran en estas condiciones están Cristina Chamorro, Miguel Mora, Miguel Mendoza, Lorenzo Holmann, Jaime Arellano y Pedro Joaquín Chamorro.

(Puede interesarle: ¿Qué países conforman la lista negra por tráfico de personas?)

Sobre este último, de 70 años, la SIP manifestó que se encuentra actualmente en arresto domiciliario debido a sus problemas de salud. «Perdió más de 30 libras de peso y tenía afectaciones en los oídos», indicó.

Según la Sociedad, a Chamorro se le violaron sus derechos al debido proceso y a la defensa, entre otros. En junio de 2021 fue detenido y posteriormente condenado a nueve años de prisión, acusado de apropiación y gestión abusiva.

Nicaragua Lorenzo Holmann

Juan Lorenzo Holmann Chamorro durante citación al Ministerio Público de Managua en 2021 (Imagen de archivo).

No he conspirado contra nadie, soy inocente.

También en junio de 2021 fueron detenidos Mora, Mendoza, Arellano y Chamorro. Holmann, mientras tanto, fue detenido el 14 de agosto del año pasado.

Mora, por ejemplo, fue condenado a 13 años de prisión por presuntamente haber menoscabado la integridad nacional. Se trata de su segunda detención por el régimen de Daniel Ortega en Nicaragua y asegura que no le han permitido ver a su hijo.

«No he conspirado contra nadie, soy inocente», manifestó durante el juicio en su contra.

Según informó el medio La Prensa Gráfica, de El Salvador, se calcula que en la actualidad hay más de 170 presos políticos en Nicaragua, entre los que destacan periodistas y candidatos presidenciales de la oposición, detenidos desde el año pasado antes de las elecciones cuestionadas por la comunidad internacional, en las que Ortega venció con más del 75 por ciento de los votos.

«Los hacemos responsables ante la comunidad internacional por lo que les pudiera suceder, tanto a ellos como al resto de los presos políticos», aseveró Jorge Canahuati, presidente de la SIP.

Cierre masivo de emisoras

El Gobierno de Nicaragua creó un nuevo desierto informativo en el interior del país.

Además de las denuncias de los periodistas presos, la SIP también se pronunció esta semana en contra del cierre de 11 emisoras y cuatro canales de televisión por cable en Nicaragua como «parte de una campaña que pretende eliminar todo vestigio de prensa independiente».

La mayoría de las estaciones confiscadas en el departamento de Matagalpa (centro de Nicaragua) pertenecen a la Iglesia católica, una acción enmarcada en un «clima de agresiones policiales contra templos católicos y sacerdotes», alertó la SIP en un comunicado.

«Con un solo golpe, el Gobierno de Nicaragua creó un nuevo desierto informativo en el interior del país, donde las estaciones clausuradas prestaban un valioso servicio comunitario a miles de personas», agregó Canahuati.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de Efe

Más noticias del mundo

– Estados Unidos convoca al embajador chino por acciones contra Taiwán

– Vicepresidenta de Perú vendrá a posesión de Petro tras veto a Pedro Castillo

– Ejército israelí ataca objetivos de la Yihad Islámica Palestina en Gaza


Fuente